The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 10 de abril de 2013

Jueves, 4 de abril de 2013

Agrotóxicos cancerosos en el agua de OSE


TRAS DENUNCIAS DE MUERTES DE ANIMALES Y PEDIDOS DE INFORMES, MAS ASEVERACIONES TÉCNICAS

Según docente de la Udelar, agua de Rincón del Bonete es altamente cancerígena y los organismos a cargo lo saben

Primero fue la denuncia de un productor rural hablando de ovejas y perros muertos luego de beber aguas del lago del Rincón del Bonete. Más tarde el diputado Vidalín solicitó informes sobre la calidad de las aguas y los controles que se realizan sobre estas en los cursos hídricos de la zona.
 Alejandro Arrúa | 03/04/2013

En las últimas horas se sumó al reclamo el profesor Daniel Panario, representante de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, quien consideró que “Uruguay está sufriendo una epidemia de cáncer”, al hablar sobre la situación del agua en una reciente conferencia sobre la temática. Citó sin mayores eufemismos al Rincón del Bonete.

Agua sin calidad

En momentos que la calidad del agua potable está sobre el tapete de discusión en Uruguay, se suman voces discordantes a aquella vieja costumbre de creer y pensar que las aguas del país guardan altos grados de potabilidad y calidad.
Y mientras OSE aparece corporativamente dando a conocer grados de aceptabilidad superiores al 90% por parte de la población –sobre la calidad del vital elemento–, desde la charla “Urgencias Ambientales” brindada en Paysandú se muestran elementos que difieren.
El diario El Pueblo de Salto citó textualmente al docente y catedrático. El profesor contó lo que pasó cuando ingresó a la comisión relacionada con la problemática del plomo y la preocupación de las autoridades, tanto sea de los organismos públicos, como el Ministerio de Salud Pública, OSE, Ancap y la Presidencia de la República, “era no declarar el hecho una emergencia nacional” para no generar alarma pública.
“El tema es que se puede morir, pero sin alarma. Lo importante es que no se sepan las causas y qué lo está matando. Esta es una de las tantas herencias malditas de la dictadura que perviven en nuestra comunidad, que han quedado en la mentalidad de los funcionarios públicos. Parte puede provenir de esta herencia, pero también me parece que atrás de eso hay una cierta cola de paja”, declaró.

Dura realidad

Panario también habló sobre la realidad del agua en Uruguay. “Es necesario el fósforo para tener los huesos fuertes, la mente activa, todo eso es cierto. ¿Empero qué pasa en el Uruguay con el fósforo en el agua? Lo que está pasando es que la mayor parte de nuestras vías de drenaje están saturadas, con niveles de fósforo por encima de lo que indica un nivel de eutrofización, o sea, contaminación severa”.
“En los años se estaba trabajando en Salto Grande y se dio la oportunidad de ver la primera floración de algas con que tuvo contacto la ciencia. Apareció una cantidad de cosas verdes flotando, que venían de arriba. Llamamos en aquel momento a la Facultad de Humanidades, no supieron establecer de qué se trataba pero dijeron que se trataba de algas tóxicas y por lo tanto, había que tener cuidado con el agua y no ingerirla”, expresó.
Luego pasó a citar al complejo Rincón del Bonete, en costas de nuestro departamento. “Hace unos tres años, ante la constatación de que la gente que vivía en Rincón del Bonete tenía un nivel de cáncer un poco elevado, la UTE le solicitó a la Facultad de Ciencias una investigación. Ellos tomaban agua del embalse, provista por la propia UTE y no por OSE. Se determinó que el problema era un alga tóxica existente en el embalse que se llama microcystis”.
Puntualizó que “la microcystis es un alga que produce una toxina llamada microcystina, que es carcinógena, teratogénica, bioacumulativa, hepatóxica, etc., podemos darle todos los títulos de un arma mortal. Ocurre que esta alga, cuando se muere, libera esa toxina, que va disuelta en el agua y pasa casi todos los filtros que se le puedan poner cuando se filtra el agua potable”.
“Se informó de la existencia de este elemento, no sólo a la UTE sino también a las intendencias que tenían que ver con la zona. La UTE se enojó muchísimo de que hubiéramos hecho público el resultado. O sea, investigar, sí, pero profesionalmente, nada de hacer públicos los resultados. No sea cosa que genere alarma pública…” concluiye el informe del especialista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario