The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 31 de enero de 2013

TORO


Hombres sin hijos tienen más riesgo de morir del corazón

Los hombres que no tienen hijos tienen más riesgo de morir de enfermedades cardiovasculares que los que sí tienen hijos, dice un estudio.
Papá y bebé
Los hombres que tuvieron hijos mostraron menos riesgo de morir por males cardiovasculares.
La investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, estudió a unos 135.000 hombres pensionados -de una edad promedio de 62 años- durante un período de 10 años.

Los resultados mostraron un vínculo entre el estatus de paternidad y el riesgo de trastornos cardiovasculares, afirma el estudio publicado en la revista
Human Reproduction.El objetivo del estudio era investigar si el número de hijos que tiene un hombre -su fertilidad o infertilidad- tiene algún impacto en su salud a largo plazo.
El estudio, afirman los investigadores, es el más amplio que se ha hecho sobre la relación de la paternidad con las enfermedades cardiovasculares.
Y para poder comparar con precisión la fertilidad o infertilidad de los individuos sólo se incluyó en el estudio a hombres que estaban o habían estado casados.
También se excluyó del estudio a hombres que tenían un historial previo de distintas enfermedades, incluidas enfermedad del corazón, enfermedad cererbovascular u otros trastornos asociados.
Los participantes analizaron los datos de cuestionarios que los participantes -todos miembros de la Asociación Estadounidense de Pensionados Retirados- habían completado durante un período de 10 años.
Durante ese tiempo se llevó un registro de los participantes que habían muerto y la causa de la muerte.
Posteriormente se comparó esa información con el número de hijos que los hombres habían tenido, y en el análisis estadístico se tomaron en cuenta factores como índice de masa corporal, niveles de actividad física, uso de tabaco y alcohol, raza, edad, ingreso promedio y educación.

¿Más sanos?


"Quizás tener hijos provoca que un hombre se comporte de forma más sana y por eso los padres viven más"
Dr. Michael Eisenberg
En los 10 años que duró el estudio murieron cerca de 10% de los hombres y una de cada cinco de esas muertes pudo ser atribuida a enfermedades cardiovasculares.
Y los resultados revelaron que en general, el riesgo de morir era más alto entre los hombres sin hijos.
Los hombres que no tenían hijos, dice el estudio, mostraron 17% más probabilidad de haber muerto de una enfermedad cardiovascular que los padres.
Los investigadores subrayan que en este estudio fue imposible investigar la "intención reproductiva" de los hombres, es decir, si habían optado por no ser padres.
Pero agregan que al eliminar a los hombres que no eran casados el análisis pudo acercarse más a un indicador de infertilidad.
Tal como señala el doctor Eisenberg, la asociación encontrada entre el estatus de paternidad y el riesgo de muerte cardiovascular plantea la interrogante de si existe una causa biológica subyacente a esta asociación.
Los científicos no saben cuál podría ser la causa de este vínculo.
Estudios pasados han mostrado que los hombres con niveles más altos de testosterona tienen más probabilidad de encontrar pareja y tener hijos.
Quizás, dice el investigador, un nivel bajo de testosterona no sólo predispone al hombre a tener menos hijos sino también podría causar otros problemas que conduzcan a un mayor riesgo futuro de trastornos cardiovasculares.
Sin embargo, agrega, también podría haber otras explicaciones más simples.
"Quizás tener hijos provoca que un hombre se comporte de forma más sana y por eso los padres viven más" señala el investigador.

La "supercomida" que proviene de América Latina

Chia
Chía, también llamada "salvia hispanica L".
Las bayas de goji, la bebida kombucha, el pasto de trigo, el fruto de la palmera de asaí. Parece que no pasa un año sin que se conozca un nuevo frenesí por un "superalimento".
Todo lo imaginable -desde semillas extrañas hasta yogures infestados de bacterias o pequeños vasos de jugos verdes- es calificado como un atajo para alcanzar una vida saludable.

Familia de la menta 
La chía pronto entrará a la lista. ¿Pero qué es exactamente?

¿Qué hay en 100 gramos de chía?

Proteína: 20,7g
Grasa: 32,8g
Carbohidratos: 41,8g
(de los cuales la fibra es 41,2g)
Calcio: 714mg
Hierro: 16,4mg
Niacina (vitamina B3): 613mg
Tiamina (B1): 0,18mg
Riboflavina (B2): 0,04mg
Fuente: Instituto de Investigación de las Ciencias Nutricionales
La chía, o salvia hispanica L, pertenece a la familia de la menta y proviene de México y Sudamérica. La planta floreciente puede retoñar en cuestión de días, pero su atractivo está en los aspectos nutricionales de sus minúsculas semillas.
Tiene más ácidos grasos Omega 3 que el salmón, una cantidad de antioxidantes y minerales, una fuente completa de proteína y más fibra que las semillas de lino. No en vano, las semillas de chía han sido calificadas por sus defensores como "un sueño para quienes hacen dieta", "un milagro" y "la supercomida máxima".
Para algunos, las semillas son desabridas, pero para otros tienen cierto sabor a nuez. También pueden parecer más costosas comparadas con otras semillas y nueces.
En el Reino Unido, la venta de las semillas sólo está permitida como un ingrediente para el pan, pero se espera que en las próximas semanas, el comité asesor sobre procesos y comidas nuevas permita que se utilice la chía en productos horneados, cereales para el desayuno y mezclas de nueces y semillas.
En el resto del mundo, los productos que contienen esta semilla han estado apareciendo en los últimos años. En 2011 se presentaron 72 nuevos productos con chía en el mercado y este año ya se introdujeron 28, de acuerdo con el grupo de investigación Mintel. Esos números se pueden comparar con siete nuevos productos en 2006.
En Estados Unidos la semilla es bastante común, pues se presentaron 21 nuevos productos en 2011 y 13 en lo transcurrido de 2012. Está presente en la comida para bebés, en dulces, comidas rápidas, yogures y aderezos.
pan
La chía se utiliza frecuentemente en la preparación del pan.
Para los defensores de la semilla, ésta no tiene ningún aspecto negativo. Dicen que reduce la inflamación, mejora la salud del corazón y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre. Unas pocas cucharadas pueden, dicen, mejorar casi cualquier cosa y sin efectos secundarios.
¿Pero es esta "supercomida" todo lo que dicen que es?

Como un licuado

"En términos de contenido nutricional, una cucharada de chía es como un licuado de salmón, espinaca y hormonas del crecimiento humanas", escribe Christopher McDougall en Born to Run, su libro sobre una tribu en México de corredores de fondo que impulsan sus excursiones épicas a punta de alimentarse con la semilla. Se dice que el libro llamó la atención sobre la chía como producto para los atletas.
"Si uno tuviera que escoger una comida para llevar a una isla desierta, no podría escoger algo mejor que la chía, al menos si está interesado en tener más músculos, bajar el colesterol y reducir el riesgo de cardiopatías. Después de varios meses en la dieta de la chía, probablemente podría nadar de vuelta", añade McDougall.
Wayne Coates, coautor de Chia: Rediscovering a Forgotten Crop of the Aztecs (Redescubriendo un cultivo olvidado de los Aztecas), está de acuerdo.

Otros "superalimentos"

pasto de trigo
Las bayas de goji: el fruto del Himalaya es considerado un "viagra en fruta" y una comida que ataca la celulitis.
Kombucha: se dice que este té fermentado es un tónico para la digestión, contra la calvicie y otros achaques.
Bayas de asaí: Sus consumidores dicen que este fruto de palma limpia el cólon, previene el cáncer y aumenta la pérdida de peso.
Pasto de trigo: Se afirma que este jugo concentrado, hecho con base en los brotes de una planta joven de trigo, tiene propiedades curativas, particularmente para la digestión.
El profesor de la universidad de Arizona comenzó a experimentar con las semillas en Sudamérica hace más de 20 años, como parte de un proyecto para identificar cultivos alternativos para los granjeros en Argentina. Luego comenzó a cultivar las semillas de manera comercial.
"Odio llamarla 'comida milagro' porque hay demasiados milagros que terminan no siéndolo, pero creo que puede serlo. Literalmente, uno podría vivir de eso porque tiene básicamente todo lo que uno necesita", dice Coates.

Variedad

Elisabeth Weichselbaum, de la Fundación Británica de Nutrición, admite que ella no había oído hablar de la chía, pero dice que la fundación no compra la idea de las supercomidas.
"Es verdad que algunas comidas tienen niveles más altos de vitaminas y minerales, pero ninguna comida nos da todo lo que necesitamos. La mejor manera de permanecer saludable es comer una variedad de comidas", dice.
Como un corredor consumado, Coates depende de las semillas para sus jornadas de 80 y 160 kilómetros.
"Las llevo en un pequeño tubo cuando corro. Ingiero la mitad y lo acompaño con agua".
Jeffrey Walters, quien trabaja para el productor de chía Omega 3 chía, también es un creyente fervoroso. Dice que la compañía recibió preguntas del Programa Mundial de Alimentos, de Naciones Unidas, sobre la posibilidad de recargar el contenido nutricional de uno de sus subsidios alimenticios.
Walters dice que también lo han contactado escuelas que buscan colar algo de valor nutricional en la comida de sus cafeterías y hasta personas que quieren comprar reservas nutricionales en caso de que ocurra una catástrofe.

¿Píldora mágica?

mascotas chia
Las mascotas chía son un producto decorativo en Estados Unidos.
David Nieman, director de los laboratorios de rendimiento humano en la universidad Appalachian State, analizó el contenido nutricional de la chía y su impacto en la salud.
Dice que "como paquete nutricional es fantástica", pero que no es una "píldora mágica".
"Si se muele y luego se echa sobre el cereal con yogur, o se mezcla con un jugo, entonces uno se está dando un empujón nutricional. Definitivamente está agregando minerales, fibra, proteína y omega 3. ¿Pero curará mágicamente una enfermedad o eliminará factores de riesgo? Es casi como un tema de culto para algunos de los consumidores".
"Pero después de 10 o 12 semanas, no hemos visto que esté pasando nada con los factores de riesgo de enfermedades en este grupo de personas".
Walters dice que el negocio se ha duplicado cada año durante los últimos cuatro años.

Producto histórico

Aunque el frenesí puede ser nuevo en países como el Reino Unido, las semillas han existido por cientos de años.
Los aztecas dependían de la chía como un alimento básico y la veneraban suficientemente como para utilizarla en ceremonias religiosas y en productos medicinales, de acuerdo con Coates.
Ray Rice
El futbolista estadounidense Ray Rice es uno de los consumidores de la chía.
"Desapareció por 500 años y sólo se podía encontrar en unos cuantos pueblos de México y Guatemala", dice Coates.
Pero incluso antes de que Coates y su equipo dieran con la semilla, la chía ya contaba con algunos seguidores en Estados Unidos.
Hasta hace poco, los estadounidenses reconocían este producto por ser el regalo de navidad cursi de los años 90. Se trata de las mascotas chía, unas figuras de terracota de las que brota el producto de la semilla chía en vez de pelo.
Como con otros "alimentos milagrosos", es importante no ver a la chía como una panacea, dice Catherine Ulbricht, fundadora de la organización de medicina integral Natural Standard.
"Las personas piensan que con las terapias naturales pueden consumir tanto como quieran porque es natural, pero tienen efectos secundarios potenciales como cualquier otra terapia", dice.
"Cualquier cosa que genere una acción en el cuerpo también puede tener una reacción. Nada es sólo puro beneficio".

El niño que se negó a ser atacante suicida

Niaz Mohammed, de 12 años, fue secuestrado por el Talibán en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán.
El movimiento buscaba que el niño se convirtiera en un atacante suicida.
Pero se negó y logró escapar.

miércoles, 30 de enero de 2013



Bill Cosby, - brillante comediante, un hombre sin escuela pero educado  y autodidacta, quizás más lúcido que muchos. Esto debería ser de lectura obligatoria para cada hombre, mujer y niño en Jamaica, el Reino Unido, Estados Unidos de América,                                
Canadá, Australia, Nueva Zelanda y
todo el mundo ...
"Tengo 76 y estoy cansado"
 

Tengo 76. Excepto por un breve período
en los años 50, cuando yo estaba haciendo mi Servicio Nacional,  he trabajado duro desde que tenía 17.
A excepción de algunos graves problemas de salud, trabaje semanas de 50 horas,  y no llame  a nadie para decir que
estaba enfermo en casi 40 años. Hice un salario razonable,  pero no heredé mi trabajo o mis ingresos,  y he trabajado muy duro para llegar a donde estoy.
Y teniendo en cuenta el desastre de la economía,
parece que haber ahorrado para mi  jubilación no fue mala idea.
y estoy cansado. Muy cansado.  

Estoy cansado de que me digan que tengo que "repartir la riqueza"
a las personas que no tienen mi ética de trabajo.

Estoy cansado de escuchar 
que el gobierno tomará el dinero que ganaba, por la fuerza si es necesario, 
y dárselo a la gente demasiado perezosa para ganarlo.
  

Estoy cansado de que me digan 
que debo bajar mi nivel de vida para luchar contra el calentamiento global,
a pesar que a nadie se le permitió debatir .  

Estoy cansado de que me digan 
que los adictos a las drogas tienen una enfermedad, y que yo debo ayudar a apoyarlos y tratarlos, pagar por el daño que hacen. ¿Fue esto causado por un germen gigante que salio corriendo de un callejón oscuro, y los agarró, y les hizo meter ese polvo blanco  dentro de sus narices o introducirse una aguja en su brazo, mientras trataban de combatir al germen?  

Estoy cansado de escuchar
ricos deportistas, artistas y políticos de todas partes hablando de errores inocentes, errores estúpidos o errores 
juveniles, cuando todos sabemos 
que piensan que su único error fue ser atrapado. 

Estoy realmente cansado que la gente
  no tome responsabilidad por sus vidas y sus acciones. 

También estoy cansado y harto de ver
a los hombres y mujeres jóvenes en 
la adolescencia y a principios de los 20 llenarse   de tatuajes en la cara y rellenarse de hierros,
  logrando ellos mismos de esta forma, quedarse sin un empleo, para luego reclamarle 
mi dinero de impuestos al Gobierno por estar desempleados.

Sí, estoy malditamente cansado. 
Pero, también estoy contento de tener 76,
  Porque, mayormente, no voy a tener que ver el mundo que estas personas están haciendo. 
Sinceramente lo lamento por mi nieta y sus hijos.
Gracias a Dios que estoy en el camino de salida y no en el camino entrada.