The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 31 de mayo de 2016

¿Qué es un doppelgänger y dónde está el tuyo?

  • 1 mayo 2016


Image copyrightCREATIVE COMMONS
Image caption"Cómo ellos se encontraron con sí mismos", de Dante Gabriel Rossetti, ilustra el mito.

Es una de esas cosas que no sabes por qué sabes: se supone que todos tenemos un doble en algún lado.
Sin embargo, en este caso, este mito urbano quizás no lo sea tanto y todas las eras de la civilización lo han tenido.


Image copyrightCREATIVE COMMONS
Image caption"El extraño caso del doctor Jekill y el señor Hyde", escrito por Robert Louis Stevenson es una versión de la historia del doppelgänger.

Sus nombres han sido varios -desde ka, el "doble del espíritu" de la cultura egipcia antigua, pasando por los fantasmagóricos dobles llamadosvardøger de la mitología nórdica, hasta los etiäinen del folclore finés- pero el que perduró fue el vocablo alemán doppelgänger que, si quisiéramos traducirlo, sería algo así como "doble andante".
Apareció por primera vez en una novela romántica alemana de 1796 escrita por Jean Paul, de tres tomos y, como era costumbre en la época, un título de unas 15 palabras que se resume en una: "Siebenkäs", en la que un hombre infelizmente casado acude a su doble quien le aconseja que finja su propia muerte.
La presencia de los doppelgängers en la mitología y literatura ha sido significativa.
Todos se refieren a un doble, a veces de carne y hueso, otras de algo mucho menos tangible.
En la era digital abundan -en forma de cibergemelos, bots (programas informáticos que imitan nuestro comportamiento) y clonos mentales- pero, ¿habrán perdido su poder?

Para entender, un maestro

Quizás uno de los mejores para darnos el sabor de lo que estamos hablando sea el escritor Edgar Allan Poe, quien en su cuento "William Wilson" nos ofrece uno de los más claros ejemplos de un doppelgänger, con el protagonista descubriendo, poco a poco, algo raro, empezando por la llegada a su colegio de...

...
un alumno que sin ser pariente mío llevaba mi mismo nombre y apellido; un circunstancia poco destacable porque pese a mi ascendencia noble, el mío era uno de esos apellidos comunes que, desde tiempos inmemoriales, parecen haber pasado a ser propiedad de la plebe.
...
mi tocayo había nacido el diecinueve de enero de 1813 y esta es una coincidencia bastante notable, pues se trata precisamente del día de mi natalicio
    "Las historias de doppelgänger toman muchas formas y ese es uno de sus atractivos, que son elásticas", señala la autora de novelas de misterio psicológicas Louise Welsh, y añade: "pero todas contienen a algo o alguien que de alguna manera eres ", haciendo énfasis en la última palabra.
    Y eso, a menudo, es escalofriante.

    ...
    Lo miré, e instantáneamente quedé petrificado, helado. Respiré con dificultad, me temblaban las rodillas y mi espíritu era presa de un horror sin sentido, pero intolerable. Jadeando, aproximé aún más la lámpara a su cara. ¿Eran esos... esos, los rasgos de William Wilson?
    ...
    ¡El mismo nombre! ¡La misma figura! ¡El mismo día de llegada a la academia! ¡Y después su obstinada e insensata imitación de mi manera de caminar, mi voz, mis costumbres y actitudes !
      "La idea de que conocer a tu doble vaticina algo fatal es interesante, pues significa que tú eres tu peor enemigo", subraya el escritor y filósofo Julian Baggini.
      "Vernos desde afuera nos permitiría conocernos realmente, pero pensar que si nos pudiéramos ver como otros nos ven es aterrador", apunta.


      Image copyrightTHINKSTOCK
      Image caption¿Por qué nos inquieta vernos desde afuera?

      Y Welsh añade: "A menudo, en literatura, nos preguntamos si el doppelgänger existe o es una creación del protagonista".
      Pues, en la vida real, hay quienes se han vuelto los protagonistas de sus propias historias y dejaron de meramente preguntarse si su doppelgänger existe.
      Una de ellas es Niamh Geaney.

      La cazadora de doppelgängers

      Las nuevas comunicaciones nos permiten hacer búsquedas como nunca antes, de manera que las coincidencias excepcionales se han convertido en parte de la vida online.
      El doppelgänger físico ya no es tan aterrador, hoy en día es más bien una curiosidad.
      "Hasta ahora he encontrado dos de mis doppelgängers y le ayudo a otros a encontrar los suyos", le cuenta Geaney a la BBC.
      La primera vez que Geaney tuvo la oportunidad de verse desde afuera fue cuando una mujer llamada Karen la contactó por Facebook.
      "Me dijo que pensaba que nos parecíamos y luego empezó a tomar fotos mías y a hacer montajes de manera que saliéramos juntas en la misma pose y con la misma expresión. Si yo estaba cargando un perro, ella cargaba un gato... Eso fue lo que hizo que me diera cuenta de que su apariencia era igual a la mía", recuerda Geaney.
      "Los minutos antes de conocerla me puse muy nerviosa. ¿Por qué me iba a encontrar con esta extraña que tenía la misma cara que yo? Pero nos encontramos y durante todo el día nos la pasamos mirándonos, muchas veces en silencio, asombradas".


      Image copyrightNIAMH GEANEY
      Image captionNiamh con Karen, quien la contactó para contarle cuán parecidas eran.

      "Después de eso, cuando me miré al espejo, no sólo me vi mi cara sino también la de Karen, y eso realmente me inquietó porque supe que yo no era la única que se veía como yo", explica Geaney.
      Psicológicamente esto puede ser un evento catastrófico. Nuestra necesidad de singularidad es tan fuerte que puede afectar nuestro bienestar.
      "Vivimos con la idea de que somos únicos, así que el que haya un segundo yo es una amenaza real a ese sentido de unicidad", señala Baggini.

      ¡Una, dos y tres!

      Cuando el video de Geaney sobre su encuentro con Karen salió a la luz, en Italia Lisa se extrañó: ¿qué estaba haciendo ella en un video en el que no recordaba haber participado?
      "Cuando lo empecé a ver pensé: '¡soy yo!', pero luego empezó a hablar en inglés perfecto con acento irlandés y me di cuenta que no era yo. Se lo mostré a mi mamá y ella dijo: '¡Dios mío, es igualita a ti!'", le cuenta Lisa a la BBC.


      Image copyrightNIAMH GEANEY
      Image captionNiamh con Lisa, quien se reconoció en el video que Niamh hizo con Karen y luego se dio cuenta de que no era ella.

      El mito del doppelgänger es una alegoría psicoanalítica de la naturaleza de la identidad. En la superficie está el yo físico, pero debajo hay una identidad más fracturada y matizada.
      "Cuando conoces a tus doppelgängers, cuestionas tu propia identidad", dice Geaney quien descubrió que tenía más en común con Lisa que sólo la apariencia.
      "Antes de conocerla, conocí a su madre y a su amiga, Andrea, quien me dijo queteníamos la misma aura. Fue asombroso que su mejor amiga por 24 años podía notar la similitud y, además, algo más profundo".
      "La identidad es mucho más que tu apariencia física, tiene mucho más que ver con la manera en la que creciste, la gente que te rodea... todo impacta en la forma que eres como persona y te hace único", le dice a la BBC esta cazadora de doppelgängers.
      No contenta con dos, Geaney quiere encontrar otros cinco doppelgängers, pues la leyenda dice que tenemos siete en algún lugar del mundo.
      Después de que su historia apareció en los medios, le empezaron a llegar emails de gente que quería encontrar a sus dobles.
      Su respuesta fue twinstrangers.com, un sitio web para encontrar a tus gemelos extraños.

      Nuestros doppelgängers digitales



      Image copyrightGETTY
      Image captionMuchas han querido ser las doppelgänger de Marilyn Monroe.

      No es sorprendente que internet esté facilitando encontrar doppelgängers, al fin y al cabo, hay un número finito de variaciones del tema del rostro humano.
      Pero cuando se trata de esa otra parte, la más profunda, es espeluznante cuán buena es también la web para hacer conexiones.
      Y el resultado es que parece que somos devastadoramente predecibles.
      Eso desestima completamente nuestro sentido de singularidad.
      A los algoritmos no les preocupa nuestro deseo de ser distintivos; sólo se fijan en los números, y a veces nos dan la impresión de que nos conocen mejor que nosotros mismos.


      Image copyrightGETTY
      Image caption¿Kate o no Kate? La familia real tiene muchos dobles, algunos buenos, algunos malos.

      "Nos inquieta", señala Sara M. Watson, crítica de tecnología afiliada al centro para internet y sociedad de la Universidad de Harvard, EE.UU., quien no se podía explicar la razón.
      Nuestro doppelgänger informático es el rastro de lo que ha dejado en línea -desde sus cambios de estatus hasta lo que compramos, con todo lo demás incluido- procesado y presentado como una versión de nosotros mismos que es lo suficientemente cercana como para ser convincente.
      El mito del doppelgänger juega con nuestro miedo a lo desconocido y lo incognoscible. En la era moderna hemos adaptado el mismo mito a la tecnología. La magia viene de otro mundo y es ahí donde se crean nuestros doppelgängers digitales.
      "Me llamó la atención que la gente hablaba de su incomodidad con la experiencia online, no sólo porque se sentía observada, sino por ese sentimiento de rechazo que surge de encontrar algo extrañamente familiar", dice Watson.


      Image copyrightTHINKSTOCK
      Image captionNuestros doppelgängers digitales no son físicos pero a veces nos aterra su parecido.

      Eso la llevó a explorar el concepto del valle inquietante en la robótica, que se refiere al fenómeno de que una figura generada por un computador o un robot humanoide cuya semejanza sea casi idéntica a un ser humano provoca una sensación de incomodidad o repulsión en la persona que lo observa.
      Para Watson, es importante que mantengamos vigilado a ese doble virtual nuestro.
      "Yo creo que todos tenemos nuestros vicios en línea que no quisiéramos reconocer, y si cuando entras a tu Facebook, todo lo que sale son gatos, podemos aprovechar estas preferencias generadas por algoritmos para reflexionar sobre lo que no estamos dispuestos a admitir sobre nosotros mismos", propone Watson.
      Vemos destellos de esos tenebrosos doppelgängers digitales en los anuncios que nos mandan y que no concuerdan con lo que pensamos que somos, o en las recomendaciones que nos hacen sentir incómodos.
      "Debemos prestarle atención a esos anuncios y cuando vemos cosas que nos frustran, nos podemos preguntar: ¿estoy molesta con el algoritmo o con mi propia conducta? Si no quiero gatos, sino noticias o artículos serios, tengo que recordar que todo es causa y resultado, así que puedo variar lo que busco y salvarme de mí misma", explica la crítica.
      La noción del doppelgänger se escapó, sin mucho esfuerzo, de las páginas de los mitos y leyendas para aposentarse en el mundo igualmente intangible de lo digital.
      Pero no emerge de los espíritus, sino de nuestras propias acciones online combinadas con las tecnologías que le dan forma y la influencia de quienes las crearon.
      Sin embargo, sigue pidiéndonos que reflexionemos sobre nuestro sentido de identidad y exige que lo confrontemos, lo rechacemos o lo integremos.

      viernes, 27 de mayo de 2016

      ESTOS VIDEOS PRUEBAN QUE LOS ANIMALES SE AFLIGEN CON LA MUERTE DE SUS SERES QUERIDOS

      Escrito por Angela Henderson
      Si alguna vez hubo cualquier duda acerca de que los animales forman vínculos fuertes entre ellos y se afligen con la pérdida de uno de los suyos, estos videos te lo demostrarán. De vacas, a perros, a lagartos, todos los animales tienen una vida emocional compleja:

      Hay miles de videos como estos en línea y muchos han sido vistos millones de veces, cautivando el internet y generando respuestas emotivas de los espectadores. Aunque los animales pueden lamentarse de formas diferentes, una cosa es clara: sienten la pérdida muy profundamente.
      Cuando se utiliza a los animales para el consumo, la vestimenta, los experimentos o el entretenimiento, las familias son separadas y sin duda los animales lamentan la pérdida muy profundamente. 
      Si estás entre los millones de personas conmovidas por estos poderosos videos, puedes ayudar a los animales todos los días al tomar la decisión compasiva de cambiarte a un estilo de vida vegano, lo cual salva la vida de más de 100 animales cada año.






      Lógicamente, son criaturas, seres que sienten, sufren, aman, juegan, se ríen, son felices, inocentes, puros, verdaderos ángeles en la tierra. ¿Cómo somos capaces de hacerles tanto, pero tanto daño? ¿Donde está nuestra Consciencia?
      Delia 

      domingo, 8 de mayo de 2016



      Wikkelhouse es una casa modular que está hecha de cartón
      image01


      La casa que os enseñamos no está hecha de madera, tampoco hay ladrillos u hormigón en su estructura, y es que el material principal en su construcción es elcartón. La otra cosa llamativa del proyecto Wikkelhouse es su modularidad.
      Como una barra de pan cortada en rebanadas, así se presentan los módulos de esta singular casa. Los segmentos se colocan uno al lado del otro descansando sobre un chasis, y es expandible en opciones y tamaño, pero siempre de forma longitudinal, ya que el alto y ancho es el mismo en cada módulo.
      Cada uno de esas secciones pesa alrededor de 500 kilos, y nos encontramos desde cocina a baño, pasando por espacios con ventanas, y finales y comienzos de la obra. Como os comentábamos unas líneas más arriba, todo descansa sobre un chasis, una especie de vía que se puede mover si así lo necesitáramos: cambiar orientación, mudarnos, etc.
      CADA SEGMENTO DE LA CASA SE PRESENTA COMO UNA REBANADA DE PAN DE MOLDE, CADA CON 1,2 METROS DE ANCHOEl sistema para crear cada sección, no es tan sencillo, cada uno está compuesto por 24 capas de cartón corrugado, u ondulado, y en el interior hay una delgada capa de madera que hace al conjunto más resistente y duradero. Por último tenemos un tratamiento impermeable en el exterior, con un acabado en madera que lo hace más atractivo.
      image01image01
      El cartón y derivados del papel se están haciendo populares entre los diseñadores, especialmente en proyectos enfocados en la sostenibilidad y los costes. Sus creadores aseguran que la Wikkelhouse puede tener una vida de 50 años y seguir en buenas condiciones.
      Los creadores de Wikkelhouse son un colectivo de diseño llamado Fiction Factory, afincados en Amsterdam. Os quedará más claro el proyecto visitando su web, o viendo la galería y el siguiente vídeo:
      http://www.xataka.com/makers/wikkelhouse-es-una-casa-modular-que-esta-hecha-de-carton

      domingo, 1 de mayo de 2016

      Il jette un gobelet à la poubelle, ce qui lui arrive va vous étonner !


      El emotivo abrazo de 3 minutos en la frontera de México y EE.UU. entre una madre y una hija separadas desde hace 6 años
      • 1 mayo 2016


      Abrazo entre Gabriela y María del Carmen Image copyrightKaty Watson
      Image captionGabriela y María del Carmen tuvieron tres minutos para abrazarse tras años separadas.

      Durante seis años sólo pudieron rozarse las yemas de los dedos de vez en cuando a través de la verja que separa México de Estados Unidos.
      Este sábado, Gabriela Esparza y su madre, María del Carmen, por fin se abrazaron. Aunque fuera por sólo tres minutos con motivo de la celebración del Día del Niño en México.
      Ese es el tiempo que tuvo cada una de las seis familias para encontrarse físicamente tras años separados a un lado y otro de la frontera.
      Por tercera vez, la puerta de emergencia de la valla entre San Diego y Tijuana se abrió brevemente para que varias familias se reunieran.

      Momento de la apertura de la puertaImage copyrightGetty
      Image captionEs el tercer año que la puerta de emergencia de la valla se abre por unos minutos para el reencuentro de varias familias.

      Ni los guardias fronterizos pudieron reprimir sus lágrimas.
      Una de esas familias es la de Gabriela, de 25 años.
      Y es que Gabriela o Gabi, como llama su madre, vive en San Diego, en Estados Unidos. María del Carmen, en Tijuana, México.

      En busca de algo mejor

      "Todo es bueno, me encanta esto", dice a la BBC Gabriela, en un perfecto inglés y satisfecha con el país que la acogió.
      Llegó a Estados Unidos en 2001. Primero, en 1976, se trasladó su padre. Luego fue llegando el resto de la familia. Todos entraron de manera ilegal.

      Gabriela y su hijoImage copyrightKaty Watson
      Image captionGabriela es feliz en Estados Unidos, donde ha tenido a su hijo.

      "Mis padres vinieron buscando algo mejor para nosotros", afirma Gabriela, cuyo padre es residente estadounidense y atraviesa la frontera cada día para trabajar en San Diego.
      Y aunque Gabriela, que tiene un hijo, encontró ese algo mejor, no fue fácil. Su hermano mayor fue deportado, sus padres se separaron, su madre regresó a México para ayudar a otra hija enferma.
      Y Gabriela se quedó sola.
      En 2012 se benefició del programa DACA, que permite a ciertas personas que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños continuar en el país durante un período de dos años, sujeto a renovación.
      Gabriela pudo así estudiar y trabajar. "Fue una bendición increíble. Me dio la oportunidad de trabajar legalmente".
      Sin embargo, no puede viajar a México.

      "Queremos tocarnos"

      Por ello, la relación con su madre, sus hermanos y sus sobrinos es a través de llamadas y mensajes de texto.
      De vez en cuando se ven a través de la verja en el llamado Parque de la Amistad.
      "Hablamos por tres horas, metemos el dedo pequeño por el agujero y la puedo tocar", cuenta.

      María del Carmen, madre de Gabriela EsparzaImage copyrightKaty Watson
      Image captionHasta dos veces cruzó el desierto María del Carmen para entrar ilegalmente a EE.UU.

      "Es triste porque podemos vernos, pero queremos tocarnos", dijo a BBC María del Carmen, de 54 años, antes del encuentro con su hija.
      "Sólo tocamos lo que son las yemas del dedo. Un dedo completo no entra en el área de las rejas".
      María del Carmen no sólo atravesó una vez el desierto, sino dos. Recuerda especialmente el paso de 2001. "Por el cerro, sin zapatos, con las uñas todas que se me cayeron de tropiezos y tropiezos".

      Dos personas se tocan con el dedo entre la vallaImage copyrightGetty
      Image captionLa verja que separa México de Estados Unidos apenas permite introducir el dedo pequeño en busca de un contacto.

      Aún tuvo que volver a hacerlo en 2004 tras haber regresado a México por el fallecimiento de su padre.
      En 2009 se rompió su matrimonio y tuvo que elegir entre acompañar a una de sus hijas, que estaba enferma, de vuelta a México o quedarse con Gabriela, que decidió continuar en Estados Unidos.

      Una "droga"

      María del Carmen considera Estados Unidos como una "droga", pese a que su hijo mayor pasó por muchos problemas y estuvo año y medio en prisión antes de ser deportado.
      "El que prueba Estados Unidos ya no puede vivir bien en México", dice, "agradecida" al país en el que su hija ha decidido de momento pasar su vida.

      María del Carmen con su nietoImage copyrightGetty
      Image captionMaría del Carmen abrazó a su nieto, al que ve a menudo cuando su marido lo lleva a Tijuana.

      "Se ha superado", dice orgullosa y sentada junto a su marido, al que ha perdonado y con el que ha vuelto tras años separados. "Si papá y mamá están bien, los hijos van a estar bien", asegura.
      Pese a los años, aún siente culpa por su ausencia.
      "La dejé desamparada", se repocha. "No logró lo que ella quería. Quería irse a una misión con la iglesia y se vino todo abajo. Ha logrado más que los demás en el lugar que está, pero no del todo", lamenta.

      No a Trump

      Ellas han sufrido, como muchas familias, la separación.
      Por ello, no quieren hablar de más muros, como el que promete Donald Trump si llega a ser presidente de Estados Unidos.

      La puerta de la vallaImage copyrightKaty Watson
      Image captionDurante unos minutos, la puerta de emergencia se transforma en "Puerta de la Esperanza".

      "Si ya se ven casos de separación familiar, pienso que con este señor se van a hacer más", teme María del Carmen.
      "Ya lo vivo con mis hijos y mis nietos y es muy triste. Si vienen a refugiarse (en Estados Unidos) es porque tienen mejor forma de vivir, mejores estudios", justifica.
      Coincide Gabriela al otro lado de la frontera. "Hay mucha gente deportada. Se llevarán muchas cosas. Sólo espero que no gane. Mejor que no. Es injusto lo que hace".
      "Espero que algo cambie, que toque su corazón y haga las cosas diferentes"
      Enrique Morones, fundador de la ONG Border Angels (Ángeles de la Frontera), la organización detrás de la idea de abrir la verja por unos minutos, no menciona a Trump, pero también pide "construir puentes" en lugar de muros.
      Gracias a su iniciativa, Gabriela y María del Carmen se reencontraron, se tocaron y se abrazaron. Aunque sólo fuera por tres minutos.