The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 20 de agosto de 2012

Otra adolescente muerta por la vacuna contra el VPH
VPH - Nueva Zelanda: La madre de una adolescente hallada muerta en su cama aseveró ante una investigación que la salud física y mental de su hija se deterioró bruscamente tras recibir la vacuna Gardasil "contra el VPH", mal llamada, vacuna contra el cáncer de cuello uterino. Jasmine Renata, de 18 años de edad, murió en septiembre del 2009 mientras dormía en su casa en Upper Hutt, al norte de Wellington. Había recibido su tercera dosis de Gardasil seis meses antes. Cuando la joven murió, su madre Rhonda declaró enseguida que la vacuna fue la causa.

Durante una investigación realizada el Miércoles 08 de agosto 2012 en Wellington, ante el juez de instrucción Ian Smith, la Sra. Rhonda dijo bajo juramento que su hija era perfectamente sana, que rara vez enfermó, no fumaba, y no bebía alcohol. Pero que tras ser inyectada con la primera dosis de Gardasil en septiembre del 2008, desarrolló un conjunto de síntomas extraños que incluyeron dolores en varias partes de su cuerpo, taquicardia, debilidad en las extremidades, hormigueo en las manos y piernas, cansancio e irritabilidad emocional. Jasmine comenzó a perder cabello, y se la pasaba durmiendo tanto como fuera posible.

En artículos posteriores sobre efectos adversos de esta vacuna BWN ha publicado exactamente los mismos síntomas. Sea cual sea el mecanismo que destruye a las niñas es rápido y efectivo.

Joelle de Australia otra victima de la vacuna VPH
Otra victima de la vacuna contra el VPH: Nora de Illinois
Sarah de Utah contrajo SIDA por vacunarse "contra el VPH"
Otra victima de la vacuna VPH: Brianna de Inglaterra
Savanna de Ohio, otra victima de la vacuna VPH
Kristyn Allen, otra niña dañada por la vacuna "contra el VPH"
Laurel Brishel Prichard otra victima de la vacuna VPH
Otra niña dañada por la vacuna VPH
Los 11 ingredientes más tóxicos en las vacunas y sus efectos secundarios
Vacuna VPH: Nueva victima hospitalizada en España

Un día antes de morir Jasmine estaba muy feliz porque había aprobado el examen para conducir. "Estaba muy emocionada", relató su madre. Por la noche antes de ir a la cama, la adolescente le dio un beso a su mamá, la abrazó y le dijo que la amaba.

"Esa fue la última vez que vi Jasmine", dijo a su madre ante el juez. Al día siguiente le informaron que su hija había faltado al trabajo. La Sra. Renata corrió a su casa. "Tiré las llaves al piso y corrí al dormitorio. Golpeé la puerta y la llamé por su nombre", relató Rhonda. Cuando entró a la pieza encontró a su hija tendida en la cama, helada.

Obviamente la familia de Jasmine temía lo peor, o "lo veía venir" acorde a los extraños síntomas producidos por la vacuna contra el VPH, de otra manera no se explica la desesperación de la madre por buscar a su hija tras un simple llamado telefónico donde le dijeron que no había ido al trabajo. "Mi marido Joe y yo, creemos que la vacuna mató a Jasmine. Antes de recibirla nunca había se había quejado así sobre su estado mental o físico", dijo a la pesquisa.

Cuando Jasmine se quejó de dolor en el pecho y taquicardias, semanas antes de su muerte, los médicos dijeron que se trataba de ansiedad y adrenalina. La madre rechazó enfáticamente la sugerencia del juez de instrucción Smith, quien dice que su hija puede haber muerto por un problema cardíaco congénito, dado que no hay antecedentes de enfermedades cardíacas en la familia.

"La única que no está aquí es mi hija y ella es la única que fue inyectada con Gardasil".

La Sra. Renata confirmó que discutió sobre los efectos secundarios de la vacuna con la enfermera Patricia Ryan, quien se ocupó de "inocular" a su hija.

Por supuesto, los médicos, las instituciones de salud y laboratorios Merck, primero insistieron a toda costa con no relacionar la vacuna con la muerte de Jasmine, insistiendo con problemas cardíacos "independientes", pero más tarde y ante la evidencia se excusaron diciendo que podría haber sido "un problema de fabricación en el lote de vacunas".

Incluso la doctora de la joven dijo que las píldoras anticonceptivas pueden ocasionar problemas del corazón, aunque tuvo que admitir: "sin embargo no hay casos conocidos de muerte súbita asociados a estas pastillas".

En Nueva Zelanda se contabilizan oficialmente (es decir un pequeño porcentaje de la verdad) 69 muertes confirmadas de niñas y adolescentes que recibieron la vacuna contra el VPH. Entre ellas suicidios ocasionados por los terribles efectos adversos.

La vacuna contra el VPH contiene cepas de virus de ingeniería genética, químicos tóxicos y aluminio, sin embargo los médicos dijeron que "había algo de aluminio en el cerebro de la adolescente, pero que no hay pruebas de su procedencia ni de su relación con la muerte".

Fuentes de este artículo:

Mother blames cancer vaccine for teen's death (NZ Herald News)
Vacuna contra el VPH causa muerte súbita: La lista de efectos adversos (BWN Patagonia - Leslie Carol Botha - HolyHormones.com)
Time for the Truth about Gardasil (Mercola.com)

Lizzy Daecher (Censura K. Fui censurada, difamada y baneada de Facebook por militantes del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Me cerraron la cuenta. Soy Argentina y tengo derecho a expresarme).
BWN Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario