The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 12 de febrero de 2013




 
El rayó golpeó la basílica. 

La renuncia del Papa

Martes 12 de febrero de 2013 | 08:31


Tras la renuncia del Papa, un rayo golpeó San Pedro


Horas después del anuncio de la dimisión del papa Benedicto XVI, un rayo alcanzó la cúpula de la basílica de San Pedro, en el Vaticano.

El Papa Benedicto XVI conmocionó al mundo católico al convertirse en el primer pontífice desde la Edad Media que dimite, diciendo que la falta de fuerzas le impedían seguir dirigiendo la Iglesia en un período de cambios importantes y confusión.
El pontífice de 85 años anunció su abdicación como líder de los 1.200 millones de católicos del mundo en un discurso en latín, el idioma universal de la Iglesia, a los cardenales congregados en el Palacio Apostólico del Vaticano.
"He llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino", dijo, en referencia a la tradición que se remonta el papado a San Pedro, hace 2.000 años.
Continuará en el cargo hasta las 19:00 GMT del 28 de febrero, antes de dimitir y dar paso a la elección de un nuevo Papa, que según dijeron funcionarios vaticanos podría ocurrir antes del inicio de la Semana Santa, el 24 de marzo.
Se prevé que Benedicto XVI pase algún tiempo en la residencia papal de verano, cerca de Roma, antes de retirarse a pasar sus últimos años de vida en un convento de clausura en el Vaticano y no participará en la elección de su sucesor.
Conocido como "el Rottweiler de Dios" antes de su elección en el 2005, Benedicto XVI luchó contra la expansión de valores materialistas en la sociedad y se opuso fuertemente a la relajación de las restricciones tradicionales de la Iglesia contra los anticonceptivos, homosexuales o mujeres sacerdotes.
Sus ocho años en el cargo se vieron ensombrecidos por escándalos como los abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes o la detención de su propio mayordomo por el robo de documentos confidenciales en el denominado caso "Vatileaks".
El Papa dijo que dejaba el cargo "con total libertad" y responsables eclesiásticos trataron de hacer hincapié en que el gobierno de la Iglesia no se vería afectado por su inesperada marcha, que incluso sorprendió a estrechos colaboradores.
lanación.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario