The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 3 de diciembre de 2013

Afirman que el papa Francisco sale de incógnito por las noches para ayudar a los pobres

Según un diario estadounidense, los guardias suizos confirmaron que a veces Bergoglio pasea por Roma vestido de sacerdote para acompañar a los sin techo







Cae la noche y, a veces, el papa Francisco tiene una regresión a su época de sacerdote. Así lo afirma una nota de The Huffington Post en la que citan a una fuente vaticana para confirmar que de vez en cuando, Jorge Bergoglio se viste de padre para salir de incógnito por Roma a dar limosnas a los pobres de la capital italiana.
El rumor comenzó, casi sin querer, por unas declaraciones del arzobispo polaco Konrad Krajewski, denominado el "Limosnero del Vaticano" por ser la persona que asigna parte de la riqueza de la Santa Sede a los que más lo necesitan.
En una reciente entrevista, Krajewski dijo: "Cuando le digo «Voy a salir a la ciudad esta noche», existe el riesgo constante de que venga conmigo". Cuando se le consultó puntualmente si alguna vez sucedió eso, el arzobispo y confidente del papa argentino simplemente sonrió, con cierta picardía, lo cual despertó la duda.
A partir de esta situación, una fuente bien informada de Roma dijo al diario estadounidense The Huffington Post que "los guardias suizos confirmaron que [el Papa] se ha aventurado a salir por la noche, vestido como un sacerdote regular, para reunirse con hombres y mujeres sin hogar".
El diario recordó que, en sus épocas como arzobispo porteño, Bergoglio hacía lo mismo para reunirse con los más necesitados para conversar y comer con ellos, para demostrarles que no estaban solos. No sorprendería que este pontífice, que quiere "una Iglesia pobre para los pobres", mantenga la costumbra aún en su nuevo hogar.
Sin embargo, de confirmarse esta versión, no sería una completa novedad para la Santa Sede. Todavía sigue vivo el recuerdo de las salidas a escondidas de Juan XXII para disfrutar de la belleza de Roma por la noche. También se recuerdan las anécdotas de la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando el papa Pío XII se vestía como franciscano para ayudar a refugiarse a los judíos italianos. También el antecesor de Francisco, Benedicto XVI, ha tomado a los visitantes de una muestra de arte por sorpresa, cuando llegó allí sin previo aviso..

No hay comentarios:

Publicar un comentario