The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Aratirí: La ceguera que produce el dinero

aratiriLa empresa minera Aratirí se instalaría en Durazno, Treinta y Tres, Florida y Cerro Largo, con el fin de extraer hierro. Para ello necesitan un puerto de aguas profundas en Rocha, al que llegaría el hierro a través de un mineroducto. Como el primer estudio de impacto ambiental fue “rechazado”, presentaron un segundo estudio. De más está decir que  el estudio lo hizo la misma empresa, lo que no da ninguna garantía de que sea fiel a la realidad. 
 En este estudio se suavizaron las palabras, pero el proyecto casi no tiene variantes. Las palabras “daños irreversibles”, “irrecuperables”, etc, fueron suprimidas. 
Comparando, en su primer estudio de impacto ambiental, la misma empresa enumeraba las consecuencias negativas (el 86 % del total) reconociendo que en su mayor parte eran “irreversibles”. En las fases de instalación y operación, ellos mismos tildaban de “negativo muy significativo” el impacto sobre el agua superficial y subterránea, y de “negativo significativo” el del aire. En su segundo estudio las palabras se maquillaron, pero el supuesto ciclo cerrado del agua, paso a ser un difusor que llevará agua contaminada hacia el océano, a 2,5 km. de la costa, y la tirará allí. ¿En qué se transformará Rocha en decenas de años recibiendo estos residuos en sus costas?
A medida que pasa el tiempo, la superficie a explotar se duplica. La empresa afirmó que hay 40 veces más hierro del que se creía. Y es más, en su página (www.zamínferrous.com) figura incluso que la reserva en Valentines es mucho mayor que en el informe. Ellos mismos se contradicen. 
No va a existir control sobre las acciones perjudiciales que genere la empresa. Todo lo que se diga al respecto es contradictorio con el tipo de contrato que se firmará: un contrato de inversión. Se está empezando a usar en Uruguay. Se firmó uno ya con la planta de celulosa Montes del Plata. Este tipo de contrato beneficia a la empresa ya que los conflictos que se puedan presentar entre el estado y la empresa se resuelven ante tribunales arbitrales privados, dependientes del Banco Mundial. En estos casos se recurre a un derecho mercantil que pasa por arriba de las leyes estatales, no dándole preponderancia al medio ambiente ni a los derechos humanos. Además, la mayoría de los daños ambientales no tienen arreglo después de hechos, y no hay dinero que los pague. 
La solicitud de Aratirí incluye hierro, oro, plata, cobre, plomo, zinc, cromo, níquel, paladio, mármol, diamantes y rocas calcáreas Así figura en la información publicada por la Dinamige. Es obvio que si ellos, o la empresa que pueda venir después (como pasó con UPM y Botnia) encuentran oro, u otros minerales de alto valor (que los hay), ya tienen el camino allanado para explotarlos también, con el tremendo costo ambiental que implican  (como la contaminación con cianuro entre otros, en el caso del oro ). 
El agua es un recurso finito
Se utilizarán decenas de millones de metros de cúbicos de agua dulce al año en el transporte de hierro y otras tareas, de la que solo podrán reutilizar una parte, mientras el resto quedará contaminada con químicos y metales pesados.
El embalse de relaves, un depósito de deshechos tóxicos y agua, ubicado en la cuenca del arroyo Las Conchas, que llegará en su desarrollo a tener un tamaño de 2.400 hás (Comunicación del Proyecto Valentines, marzo 2011, pag 21); contendrá altos niveles de aluminio, fósforo, arsénico, entre otros minerales pesados perjudiciales para biosfera y seres humanos. Sus excesos se drenarán hacia otros cursos de agua. El agua contaminada que no se reutilice irá a una represa de agua bruta, donde estiman altos niveles de arsénico, níquel y zinc. Cuando haya excesos en esta represa, éstos irán a parar al océano, contaminando a la larga las playas de Rocha. Pero esto cuando ellos consideren que no es apta para verterla en los arroyos, como ellos mismos afirman en el caso de las pilas de estéril: “La infiltración proveniente de las pilas de estéril representa una fuente potencial de arsénico, níquel y zinc con niveles que superan las normas de calidad de las aguas de superficie previstas en el Decreto 253/79…” (….) “Los excesos de filtraciones de estéril serán vertidos en el Arroyo Valentín o el Arroyo de Las Palmas si se confirma la calidad de vertido…” (segundo Estudio de Impacto Ambiental de Zamín Ferrous) ¿Quién la confirma? Ellos mismos. Y como toda empresa, va a confirmar en todo caso lo que resulte más barato. Aparte de esto se planifica el desvío de los arroyos Las Palmas, Las Conchas y Valentines.
No es difícil que el agua contaminada se filtre hacia el agua subterránea. Hay un acuífero debajo, una reserva de agua dulce invalorable para el mundo. Los agrotóxicos de los monocultivos, especialmente los que usa la soja transgénica que cubre millones de hectáreas en el interior sumado a las dioxinas y furanos (contaminantes orgánicos persistentes ultra cancerígenos que no se degradan) de las fábricas de celulosa ya están contaminando las reservas de agua. La minería a cielo abierto implica millones de litros de agua dulce contaminada al año.  
Hay varios cerros que se van a volar y pueblos que podrían desaparecer, como Valentines que está a menos de mil metros de un cráter. Y el polvo volando durante 80 años volverá inutilizable e inhabitable la tierra donde se deposite. Y esto, dependiendo de los vientos implica distancias a decenas de km. de los cráteres. Además, se van a usar 43000 toneladas anuales de explosivos compuestos por 90% de nitrato de amonio y 10% de gasoil. Se liberarán 243 toneladas de dióxido de nitrógeno (NO2) por vez. El NO2 con el agua de la atmósfera produce ácido nítrico, que genera lluvia ácida, y en presencia de luz solar descompone el oxígeno del aire y produce ozono, que afecta la salud humana con diferentes grados de gravedad y puede provocar lesiones en los pulmones.
El mineroducto tiene un historial en muchos países de roturas con consecuencias catastróficas, éste va a atravesar tres áreas protegidas. Según ellos mismos afirman, 1186 padrones pertenecientes a pequeños y medianos productores, van a ser total o parcialmente afectadas en forma temporal o permanente. Tienen el permiso de explotación para 110.000 has, ellos eligirán cuantas explotar. 
No parece importar la opinión pública:
- En 2011 se hicieron 4 marchas en Montevideo y varias en el Interior, contra la minería a cielo abierto.
- La Federación de Funcionarios de OSE (FFOSE) se declaró en contra del proyecto de la minera Aratirí por sus múltiples impactos negativos.- El mes pasado (marzo 2012), le llegaron alrededor de 60 cedulones a productores de Treinta y Tres que impidieron el acceso a sus campos. Se les comunicó que si no permitían la entrada pagarían 50 dólares por día por oponerse y se recurriría a la fuerza pública para entrar.
- El 4 de abril se realizó el segundo encuentro de Comunidades costeras en Punta del Diablo. Participaron habitantes de toda la costa de Rocha, analizando la situación y buscando la mejor forma de enfrentar la minera y otros mega proyectos que afectan la costa del balneario, como la venta del parque forestal entre Valizas y Aguas Dulces.
El cortoplacismo ciego es devastación a largo plazo
No hay dinero que justifique este destrozo. Además ni siquiera es cierto el argumento del dinero. Cientos de empleos y de dinero entrante se perderán, los que no se restan en los números de la propaganda oficial que el gobierno le hace a la empresa. Los empleos e ingresos que produce el turismo en los balnearios de Rocha serán afectados por el puerto de aguas profundas que se construirá para exportar el metal, y por la contaminación de las playas de Rocha debido al difusor que va a enviar toda el agua contaminada para el océano. Con los pequeños productores lo mismo. Y seguramente cuando las consecuencias de la contaminación se extiendan, se sumarán otras pérdidas. Ni que hablar de qué tipo de trabajo es el trabajo minero, que acorta en muchos años la vida del trabajador por lo insalubre. Fray Bentos es hoy el departamento con mayor desocupación, a pesar de Botnia y todo lo que se dijo sobre el empleo que produciría.  
Y se siguen sumando mineras. Gladiador Resources o Ferrominas S.A., ratificó su proyecto de extracción de hierro y producción de arrabio en Rivera. El permiso de prospección lo pidió para  hierro, oro, plata, platino, cobre, níquel y manganeso. En enero de este año confirmaron el proyecto “Isla Cristalina” y ya  firmaron un acuerdo con Orosur Mining (la empresa que extrae oro en Rivera) para explorar hierro, manganeso y metales base. 
Hay otra minera brasilera con la que también se está hablando (Vale S.A.).
Hay grupos que están luchando para detener este proyecto. 
Ya se hicieron 4 marchas en Montevideo y varias en el interior en contra de la minería a cielo abierto (foto www.rebelArte.info)
De la conservación y cuidado de la naturaleza depende el futuro de la vida, en la que estamos incluidos nosotros y las futuras generaciones, a las que les tendremos que responder qué fue lo que hicimos. Y a cambio de qué.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario