The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Interesante caso.

Dos personas, una sola identidad - Igual nombre y DNI, el caso que desvela al Sur

Por Ana Tronfi  | Para LA NACION 

Sin saberlo, dos hombres de 40 años cruzaron inesperadamente sus vidas. Descubrieron que comparten el mismo nombre y apellido, igual número de Documento Nacional de Identidad (DNI), y partidas de nacimiento "mellizas", con los mismos padres y día de nacimiento, en la localidad santacruceña de Puerto Deseado.El extraño caso, que tiene ribetes de novela, es investigado por la jueza federal de esta ciudad, Eva Parcio de Seleme, cuyo equipo de trabajo comprobó que ninguno de los dos hombres en cuestión parece haber adulterado la documentación, aunque uno de ellos está detenido.La magistrada intenta dilucidar si alguno, en todo caso, intentó "robar la identidad del otro". Pero ante los peritajes que establecen la autenticidad de los documentos de uno y otro, pidió para la semana próxima una prueba de ADN con el objetivo de descartar una hipótesis que sobrevuela la investigación: que ambos podrían ser hermanos y que habrían sido inscriptos, en forma separada, por sus progenitores bajo la misma identidad.Fue otra coincidencia la que cruzó la vida de estos dos hombres: ambos tienen en cada caso una hija. 

El problema comenzó cuando Carlos M. decidió hacer un trámite ante la Anses y saltó que en el registro de ese organismo nacional ese nombre y DNI ya estaban registrados con anterioridad.Le negaron el beneficio que pedía "porque le dijeron que, supuestamente, ya estaba cobrando más de 10.000 pesos", explicó Parcio de Seleme a LA NACION. El hombre -de residencia en una zona rural de Santa Cruz- optó entonces por presentar una denuncia ante la Justicia.La causa fue abierta en el Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia, que inició la búsqueda del supuesto "doble"."Encontramos a un hombre que trabaja en una empresa de servicios petroleros en esta ciudad, que con muy buena predisposición nos entregó su DNI y nos llevó a su casa para mostrarnos su partida de nacimiento, sin poner ningún tipo de resistencia", aseguró la jueza federal a LA NACION.

Los investigadores encontraron que el denunciante declaró haberse criado con la madre y tiene un documento original, extendido por el Registro Nacional de las Personas (Renaper).Pese a figurar en los padrones, nunca votó. El segundo, en tanto, vivió con el padre y tiene un documento duplicado y hasta un triplicado pedido al Ministerio del Interior. Tampoco las actas de nacimiento fueron adulteradas, según se desprende de los peritajes de la propia investigación.En este último caso, además, se hicieron trámites ante la Anses y la Agencia Federal de Ingreso Públicos (AFIP), y hasta emitió el voto, pese a que en los padrones existía una persona con el mismo nombre, apellido y DNI."Recurrimos entonces al registro de huellas dactilares. Las mismas coinciden con la identidad de denunciante y no con las de la segunda persona en cuestión, por lo que tuvimos que dejarlo [al segundo Carlos M.] detenido hasta saber de quién se trata exactamente", dijo la jueza federal.La tarea no parece fácil, ya que hasta ahora en los bancos de datos cotejados, uno de ellos aparece en el de la Policía Federal y no tiene antecedentes penales, pero no aparece el segundo Carlos M. "Esto nos obliga a saber exactamente de quién se trata", aseguraron fuentes del juzgado federal.El caso no tiene antecedentes en la región y mantiene desorientados a los investigadores. 

Ambos hombres nacieron en Puerto Deseado, en 1971. Uno, el denunciante, se crió con la madre, ya fallecida.El segundo, que trabaja en la empresa de servicios petroleros, tuvo sólo relación con su padre, con quien perdió contacto hace varios años.El caso podría partir de un "pecado de origen", que es que se podrían haber emitido dos partidas de nacimiento con igual identidad.Sin embargo, el juzgado federal espera develar el misterio con una prueba de ADN que revelará si ambos hombres tienen algún tipo de vínculo y determinar la identidad del segundo hombre en cuestión, que permanece detenido hasta determinar su verdadera identidad, "ya que no podemos hacerlo a través de sus huellas dactilares", explicó Parcio de Seleme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario