The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 25 de marzo de 2011


China prohíbe la reencarnación del Dalai Lama

En una de las pinceladas más absurdas del autoritarismo actual en China, el gobierno de este país prohibe al Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet, reencarnar "sin permiso"

Un un ridículo gesto que complementa al ya de por sí cuestionable autoritarismo de este país, China ha prohibido la potencial reencarnación del líder espiritual del Tíbet, el Dalai Lama. Desde la década de los cincuentas, cuando fue invadido Tíbet, sus pobladores han sido tenazmente acosado por las políticas étnicas del gobierno de China, arrojando además un saldo de centenares de muertos en las revueltas de 2008. Al parecer la distinción cultural, religiosa, política, y linguística, de los más de cinco millones de tibetanos, ha sido considerada una amenaza para el regímen chino.
El Dalai Lama, quien desde hace años se encuentra exiliado y sin posibilidad de pisar el suelo del Tíbet, ha comenzado con los preparativos de su sucesión, que incluyen una votación democrática entre los tibetanos, luego de ser la cabeza religiosa del Tíbet durante cerca de siete décadas. “Los altos cargos del Gobierno comunista chino creen que muchos de los problemas que afrontan en el Tíbet desaparecerán cuando muera el XIV Dalai Lama. Están esperando a que fallezca”,afirma Timothy Johnson, autor de “Tragedia en carmesí. Cómo el Dalai Lama conquistó al mundo pero perdió su batalla con China”.
El cosmopolita líder ha enfatizado en que el próximo Dalai Lama debe nacer en un entorno libre, es decir, lejos del dominio chino. Ante esto el gobierno de China ha promulgado desde 2008 una “reencarnación con su permiso” con el fin de influir en el proceso de sucesión y garantizar que el próximo líder del Tíbet se encuentre en sintonía con los intereses políticos del gobierno chino. “Los procedimientos de reencarnación tienen que cumplir las convenciones religiosas e históricas. Además, debe ser aprobada por el gobierno central”, señala Shingtsa Tenzinchodrak, uno de los budas vivientes en territorio tibetano que estan aliados régimen chino. “Lo cierto es que el partido gobernante quiere una nueva clase de lamas tibetanos leales a China y no al Dalai Lama. El Partido (comunista) quiere cortar los lazos entre los lamas del altiplano tibetano y el Dalai. No es algo nuevo, Pekín hace lo mismo con el Vaticano y sus prelados católicos en su territorio”, opina al respecto Johnson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario