The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 20 de febrero de 2014



Los diez secretos de salud 


de las personas que nunca 


se enferman


¿Estás listas para recibir el verano? Alejá a las enfermedades de tu vida con este ranking ideal para que tu mente y cuerpo tengan vitalidad. Decile chau al dolor de panza, de cabeza, de oídos, a los refríos y al estrés. Las claves de la buena salud. 
Mujeres adultas ejercitándose

Thinkstock Photos | Mujeres adultas ejercitánEl sitio iVillage recopiló diez consejos para que mejores tu salud y te sientas 100% vital. ¡Tomá nota y aplicalos a tu vida!
1Mantenete activa en la oficina. Aunque vayas al gimnasio y subas y bajes escaleras todos los días, quedarte sentada por largos períodos de tiempo puede ser perjudicial para tu salud. Si trabajás frente a la computadora todo el día, asegurate de tomar descansos cada 45 minutos para caminar, estirar las piernas y la espalda, y hacer que todo tu sistema motriz se ponga en movimiento.
2. Abrí la canilla de agua fa. Las duchas frías ayudan a mejorar la circulación, fortalecer la piel, reforzar el sistema inmunológico, mejorar el estado de ánimo y vigorizar tu cuerpo. La duración ideal de una ducha de agua fría debería ser de cinco minutos. Lo que se recomienda es intercalar varias veces esta temperatura con agua más tibia en intervalos de 30 segundos.
3. Activá tus amistades. Las personas que demuestran tener un buen apoyo social, tienen la mayoría de los sistemas inmunes fuertes y menos probabilidades de enfermarse. Para aquellos que no son muy sociables, un consejo poco común -pero efectivo- es romper la barrera del aislamiento al maximizar la red de amigos: proponete un cambio y en los próximos días hacete amiga de dos o tres personas con la que nunca hablaste antes. La chica de la recepción, o el empleado del supermercado son dos buenos ejemplos para empezar a sociabilizar más. El esfuerzo tendrá un doble resultado para aquellos que logren tener más contacto cara a cara con sus amistades y dejen de lado el chat del celular o las redes sociales por unos días.
4. Comé más ajo. Está comprobado que este condimento reduce la presión arterial y los niveles de colesterol, combate las infecciones y actúa como un potente antioxidante. Comelo crudo o cocido y tendrás más salud. Eso sí, tené un chicle de menta siempre a mano: te ayudará a combatir su fuerte y característico olor.
5. Tomá algunas siestas. Varios estudios demuestran que al descansar más, las células inmunitarias que combaten las enfermedades aumentan su número y eficacia. Ya que tener sueño provoca una acumulación de calcio en las arterias del corazón y restringe la producción de la hormona de crecimiento humana que limita la capacidad del cuerpo de repararse a sí mismo. Por lo tanto, lo ideal es tomar siestas todas las veces que puedas. Un horario ideal (pero casi imposible para todos los trabajadores) es desde las 13 a las 15 horas, ya que es cuando nuestro cuerpo necesita más descanso.
6. Disfrutá de salir a tomar unos tragos. El consumo moderado de alcohol aumenta la longevidad y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas entre un 20y un 50%. Salir cada tanto a tomar unos tragos con amigos es una excelente idea para mejorar tu salud. Claro que el permitido es un máximo de dos copas. Elegí la bebida que más te guste y no te prives de pasar un lindo rato de diversión.
7. Incorporá el Yoga en tu rutina de ejercicios. Para fortalecer y equilibrar el sistema inmunológico, hay que animarse a la combinación de ejercicio – relajación. Este mix podés conseguirlo mediante la práctica del Yoga que, además, te fortalece contra las enfermedades del corazón como la presión alta, el azúcar en sangre y la obesidad.
8. Cortá con el consumo de calorías. Una dieta equilibrada y baja en calorías, no sólo te ayuda a mantenerte en forma, sino que también reduce tu colesterol, los triglicéridos y la presión arterial. Tené en cuenta que para evitar deficiencias de vitaminas, debes asegurarte de incluir todo tipo de comidas: lácteos, carnes, frutas y verduras, y mucho líquido.
9. Desestresá tu vida. Sufrir demasiado estrés puede ser una excelente puerta de acceso para enfermarte. Puede causar falta de sueño, falta de energía, dolores de espalda, diarrea, estreñimiento, depresión, hinchazón, calambres, cambios en el apetito, apatía, irritabilidad, erupciones, síndrome de colon irritable, diabetes y alta presión sanguínea. ¡Muchas cosas! Una buena solución es sacar tu energía negativa ejercitándote. Elegí el deporte que más te guste y practicalo por lo menos tres veces por semana. Para otros puede ser efectivo volcarse a la aromaterapia o, tal vez, alguna sesión de Yoga. Pero una salida con amigos para reírte sin parar, puede ser la mejor opción para sacar el estrés de tu mente y cuerpo.
10. Comé más yogur. Los probióticos, presentes en el yogur, tienen un muy buen impacto en las afecciones gastrointestinales, y te ayudan a curar tu cuerpo. Comer por lo menos una porción de yogur al día baja la presión arterial, disminuye el colesterol y fortalece el sistema inmunológico. Combinarlo con frutas, cereales y otros lácteos, ayudará a maximizar los beneficios.
Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario