The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 18 de enero de 2012

El hundimiento del crucero
18 de enero de 2012 
Un escalofriante diálogo con gritos y recriminaciones
El intercambio con el guardacostas revela el terror del capitán de volver a subir al crucero averiado

      [Dos caras de la crisis: el controvertido capitán y el guardacostas. 
Foto: Reuters / APROMA(AP).- 

No hubo forma de convencer a Francesco Schettino de regresar al barco a coordinar la evacuación, a pesar de las órdenes terminantes que recibió desde tierra firme, según una conversación difundida ayer con el capitán de guardacostas Gregorio De Falco. 
El siguiente es el diálogo que mantuvieron en los momentos más tensos de la tragedia:
-De Falco: Habla De Falco desde Livorno. ¿Hablo con el comandante?
-Schettino: Sí, buenas noches, capitán De Falco.
-D: Por favor, dígame su nombre.
-S: Soy el capitán Schettino, capitán.
-D: ¿Schettino? Escuche, Schettino. Hay gente atrapada a bordo. Vaya usted con su bote bajo la proa del lado de estribor. Hay una escalera de mano para el piloto. Use esa escalera para subir a bordo. Suba a bordo y dígame cuánta gente hay. ¿Está claro? Estoy grabando esta conversación, capitán Schettino.
-S: Capitán, déjeme decirle algo.
-D: ¡Hable fuerte! Ponga la mano frente al micrófono y hable más fuerte, ¿está claro?
-S: En este momento, el barco está escorando.
-D: Entiendo, escuche, hay gente bajando por la escalera del piloto de proa. Suba esa escalera, suba a bordo del barco y dígame cuánta gente hay a bordo. Adicionalmente, qué necesitan. ¿Está claro? Debe decirme si hay niños, mujeres o personas que necesitan ayuda. Adicionalmente, dígame el número exacto de cada una de esas categorías. ¿Está claro? Escuche, Schettino, usted se salvó del mar, pero voy a... Voy a asegurarme de que usted la va a pasar mal... Voy a hacerle pagar por eso. ¡Vuelva a subir a bordo, carajo!
-S: Capitán, por favor.
-D:No, por favor. Suba a bordo. Me dicen que a bordo todavía hay..
-S: Estoy aquí con los botes salvavidas. Estoy aquí, no voy a ninguna parte, estoy aquí.
-D: ¿Qué está haciendo, capitán?
-S: Estoy coordinando el rescate.
-D: ¿Qué está coordinando ahí? ¡Vaya a bordo! Coordine el rescate desde a bordo del buque. ¿Se niega usted?
-S: No, no me niego.
-D: ¿Se niega a subir a bordo, capitán? ¿Puede decirme por qué no va?
-S: No voy a bordo porque el otro bote está detenido.
-D: Vaya a bordo. Se lo ordeno. No busque más pretextos. Usted ha ordenado ?abandonar la nave'. Ahora yo estoy a cargo. ¡Vaya a bordo! ¿Está claro? ¿Me escucha? Vaya y llámeme cuando esté a bordo. Mi tripulación de rescate aéreo está allá.
-S: ¿Dónde están sus rescatistas?
-D: Mi rescate aéreo está en la proa. Vaya. Hay cadáveres, Schettino.
-S: ¿Cuántos cadáveres hay?
-D: No lo sé. Me dijeron de uno. Usted es quien debe decirme cuántos hay ¡Cristo!
-S: Pero comprende usted que está oscuro y no vemos nada...
-D: ¿Y qué hay con eso? ¿Quiere irse a casa, Schettino? ¿Está oscuro y quiere irse a casa? Suba a la proa de ese barco con la escalera de mano del piloto y diga qué se puede hacer, cuánta gente hay y qué necesitan. ¡Ahora!
-S: Estoy con mi segundo de a bordo.
-D: Suban los dos. Usted y su segundo vayan a bordo ahora. ¿Está claro?
-S: Capitán, quiero ir a bordo, pero es que el otro bote aquí... hay otros socorristas. Se ha detenido y está esperando.
-D: Hace una hora que me está diciendo lo mismo. Ahora, vaya a bordo. ¡Vaya a bordo y dígame inmediatamente cuánta gente hay!
-S: OK, capitán.
-D: ¡Vaya inmediatamente!



-: ¡Vaya inmediatamente!


LA COBARDÍA TIENE MUCHAS CARAS...


No hay comentarios:

Publicar un comentario