The Daily Puppy

Fish

lunes, 23 de agosto de 2010

ESCLAVITUD INFANTIL: LA ESCLAVITUD DEL SIGLO XX Y XXI


Existen en el mundo alrededor de 40 millones de menores que trabajan en fábricas, en la agricultura, en la minería, en pequeñas industrias, en talleres de artesanía, en hostelería y tiendas o como vendedores ambulantes. En los países en vías de desarrollo, las causas esenciales de este fenómeno son el atraso económico, vinculado en algunos casos al dominio colonial que casi todos ellos sufrieron, la supervivencia de estructuras socioeconómicas arcaicas, el brusco descenso del índice de escolaridad de los niños a partir de los 11 o 12 años de edad, y el aumento de la población.

A menudo los niños realizan en las fábricas trabajos relativamente ligeros pero entre éstos se destacan algunos que presentan riesgos evidentes para su salud y seguridad. A veces los destinan a ocupaciones peligrosas: fabricación de cohetes, soplado de vidrio, transporte de vidrio incandescente, utilización de materiales tóxicos en las tintorerías, trabajos que implican la exposición al polvo y al plumón en las fábricas textiles, al calor y al frío extremos en la manufactura de ciertos productos, trabajos en fundiciones y, en general, en la proximidad de hornos y de máquinas sin protección.

En tales lugares de trabajo, la iluminación, la ventilación y las condiciones sanitarias son casi siempre muy deficientes, y las precauciones de seguridad son mínimas. Todo ello se agrava extremadamente en el trabajo en minas.

En algunos países es usual que niños muy pequeños sean llevados por su familia de las zonas rurales a las urbanas, donde son prácticamente vendidos para el servicio doméstico. A menudo no se paga a estos niños, considerados como "adoptados". Tal situación hace posibles el trabajo excesivo, los malos tratos y la explotación. Una manera dramáticamente extrema de explotación es cuando las niñas o adolescentes son vendidas a proxenetas o mafias, que las forzarán a ejercer la prostitución, con sus secuelas -además- sanitarias y otras enfermedades.

La trata de niños, sea esta interna, entre países o entre continentes, está muy relacionada con la demanda de mano de obra barata, dócil y maleable en algunos sectores y entre algunos empleadores. Cuando se da, las condiciones de trabajo y el tratamiento a que son sometidos los niños y niñas violan sus derechos humanos, ya sea porque se trata de ambientes inaceptables (las incondicionales peores formas) o porque los niños y niñas realizan trabajos peligrosos para su salud y desarrollo (trabajos peligrosos que también forman parte de las peores formas). Estas formas van desde la servidumbre por deudas, el camel jockeying, el trabajo doméstico infantil, la explotación sexual comercial, el tráfico de drogas, la vinculación de niños a conflictos armados, y otras formas explotadoras y prácticas similares a la esclavitud en el sector industrial.

La explotación infantil


Niños en una ciudad de China, que apelan a cualquier recurso por una limosna...

Sigue en aumento la cifra de niños explotados laboralmente, quienes ganan hasta diez veces menos que un adulto

En el sur de Asia trabajan más de 100 millones de niños, de los que un 20% hacen jornadas de 13 horas diarias por un sueldo de entre 15 y 20 euros al mes.

En Latinoamérica, donde trabajan 17 millones de niños de entre 5 y 17 años, las ganancias de estos menores suponen del 10 al 20% de los ingresos de sus familias.

La explotación laboral infantil sigue en aumento. En los países más pobres hay 300 millones de niños explotados laboralmente, una situación que exige garantizar que los productos procedentes del Tercer Mundo sean elaborados en unas condiciones dignas de trabajo, salario y edad.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT),"el trabajo forzoso, la esclavitud y el tráfico criminal de seres humanos en especial mujeres y niños están creciendo en el mundo y adoptando nuevas e insidiosas formas". El reclutamiento obligatorio de niños para conflictos bélicos, considerado como una de las peores formas de trabajo infantil, está también en auge.

El sur de Asia presenta los peores índices de explotación laboral infantil, con más de 100 millones de menores en esta situación. En esta región, el 20% de los niños obligados a trabajar hacen jornadas de 12, 13 y más horas al día, y ganan sólo entre 15 y 20 euros al mes diez veces menos de lo que ganaría un adulto. El trabajo infantil es muy común en las curtidurías existen miles en esta zona, donde no se respetan las más mínimas medidas de seguridad e higiene, y los niños están expuestos a contraer enfermedades como la tuberculosis, anemia, úlceras pépticas, problemas respiratorios y abscesos. Asimismo, el sector textil, que representa más de la mitad de las exportaciones de estos países, emplea a millones de niños por sueldos equivalentes a un tercio del salario base de un adulto.

En Latinoamérica, la industria de la minería y los lavaderos de oro se enriquece con el esfuerzo de miles de niños de 5 a 17 años, a quienes pagan tres euros al día. Asimismo, la extracción artesanal de oro, los secadores de piedra pómez y la fabricación de ladrillos -todos ellos tipificados como trabajos altamente peligrosos- son el destino de gran parte de los 17 millones de menores que trabajan la región.

Esta no tiene una solución fácil, ya que el salario de estos niños representa un importante porcentaje de la balanza de pagos de muchos países pobres. A este respecto, se calcula que las ganancias de los menores de 17 años en Latinoamérica suponen entre un 10 y un 20% de los ingresos de sus familias.

Las largas jornadas y las penosas condiciones en que estos niños realizan su trabajo impiden su acceso a la educación, los agota física e intelectualmente y, al mismo tiempo, provocan en esos países graves efectos socioeconómicos, como el aumento del desempleo en la población activa, pues estos menores ocupan el puesto de trabajo de la población adulta.

FUNDACIÓN INTERVIDA es una ONG laica, apartidista y totalmente independiente, con estatus consultivo especial en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas. Su objetivo es mejorar las condiciones de vida en que se encuentran miles de niños y sus familias en las zonas más necesitadas del planeta. Con este fin, desarrolla proyectos en Perú, Bolivia, Guatemala, El Salvador, India, Bangladesh y Malí. En la actualidad, más de 260.000 familias españolas dan su apoyo a tres millones de personas en esos países mediante el apadrinamiento de niños.

4 comentarios:

  1. Me he quedado sin aliento, que triste es ver la verdad y darse cuenta de que nos hemos deshumanizado a tal grado, que hemos olvidado la bondad cuanta pena debe sentir aquel que nos creo, al ver en que nos hemos convertido y como hemos aplicado el libre albedrío. Nuestros niños aquellos a quienes deberíamos cuidar y enseñarles respeto a si mismos, el valor de la vida, el respeto por los demás, por la vida en general.
    Que estamos haciendo?

    ResponderEliminar
  2. mare meva aixo es molt trist, m´estic posant a plorar

    ResponderEliminar
  3. La educacion en todo nivel ayudara a esos niños. Si no enseñamos a nuestros hijos de las necesidades de los demas seres humanos, ellos la ignorarán.!!!.
    Asi como lo hacen muchos de nosotros, que nos preocupamos de los problemas inmediatos, y no sabemos elegir gobernates, no encaramos la corrupcion, no denunciamos las violaciones de los derechos humanos, y somos participes de la denigración de nuestra especie.
    Cada vez que observemos que algo anda mal, tomemos tiempo para corregirlo. Cada vez que ocurre una injusticia no nos quedemos callados. No devolvamos golpe por golpe. Aqui no funciona el "ojo por ojo, ni el, diente por diente".
    Enseñemos a vivir con justicia y paz a nuestros hijos, y estaremos sembrando un futuro maravilloso para la humanidad.
    Mientras tanto apoyemos las campañas de Ayuda Social de diferente indole en la zona donde vivamos, siempre hay algo que podamos aportar, si no es con dinero, es importante nuestra presencia en la educacion de estos niños del Mundo.
    .
    Aqui les dejo un fragmento de la Pelicula "El Manto Sagrado", que nos puede ayudar a reflexionar en este tema. El Tribuno Caio es condenado a muerte por el Emperador de Roma Caligula.
    Palabras del Tribuno a Caligula antes de ser condenado: " Si el Imperio desea paz y hermandad entre todos los hombres entonces mi Rey estara de lado de Roma y de su Emperardor. Pero si el Imperio y su Emperador desea proseguir el camino de agresión y esclavitud que ha traido angustia terror y agonía al Mundo. Si no hay mas esperanza para el hombre que cadenas y hambre, entonces mi Rey marchará hacia adelante a corregir esos errores. No mañana señor .!!!... El emperador talvez no tenga la fortuna de ver que se establezca su Reino pero si vendra !!!
    .
    Vendrá ???. Y si viene nuevamente el Hijo de Dios.!!!. Que podremos responder ante el cadaver de un Niño.
    No es necesario actuar violetamente para corregir el mal, como en la pelicula "Juana Gallo", en el cual fueron azotados hasta morir aquellos traficantes de alimentos, cuando se les presentó una campesina con su Niño muerto despues de andar por mucho tiempo sin comer.
    Esos Niños estan andando cerca de nosotros y no los queremos ver y en gran cantidad en Africa.
    Realicemos actividades y apoyemos esta causa comun que masivamente se covertira en un milagro divino .... + ....

    ResponderEliminar