The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 1 de marzo de 2014

¿Le están mintiendo sobre la diabetes? ¿y sobre la artrosis? ¿el alzheimer? ¿el cáncer?...

Uno de los problemas más graves de la medicina convencional es que los médicos tienden a NO prescribir a sus pacientes tratamientos naturales. Por falta de tiempo, de formación y también por intereses económicos, privan a sus pacientes de soluciones naturales, pese a que éstas ofrecen grandes esperanzas frente a los dolores y las enfermedades.

Por ejemplo, si usted tiene artrosis, su médico sin duda le recetará antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, diclofenaco, ibuprofeno...). Y quizá le administren infiltraciones de cortisona.

Estos medicamentos suprimen parcialmente el dolor pero, además de tener efectos secundarios, no resuelven el origen de la enfermedad, que no es otro que la destrucción del cartílago de las articulaciones. 

Sin embargo, hoy día ya se sabe que algunos compuestos naturales podrían no sólo aliviar el dolor, sino también reactivar la producción de cartílago.

Varios estudios científicos han puesto de manifiesto que los pacientes recuperaron la flexibilidad que tenían antes gracias a productos totalmente naturales y sin efectos secundarios indeseables. Algunos pudieron retrasar o incluso evitar someterse a cirugía para implantarles una prótesis de rodilla. Son resultados de investigaciones científicas publicadas en revistas médicas internacionales, como The Lancet y The Archives of Internal Medicine. (1) (2)

Estos resultados, evidentemente, no están garantizados para todo el mundo. Si hace años que usted padece la enfermedad, en su caso quizá ya sea demasiado tarde y lamentablemente no haya una solución natural que vaya a resolverlo todo. 

Pero no hay duda que, para algunas personas, la medicina natural funciona allí donde la medicina convencional ha fracasado. En un gran número de enfermedades existen vías y enfoques que no logran tener cabida en el sistema de salud oficial.

Por eso es absurdo que no se informe de esas alternativas a las personas afectadas por estas enfermedades.

He citado el ejemplo de la artrosis, pero es sólo un caso entre muchos otros. 

El fin de la diabetes

Pensemos por ejemplo en la diabetes, que actualmente se sabe cómo hacer retroceder la enfermedad y reducir la ingesta de medicamentos de forma natural. En algunos casos, las personas que la padecen volvieron a recuperar su salud. 

También en este caso se trata de resultados publicados en una revista científica reconocida internacionalmente: la revista médica de referencia Diabetologia, editada por la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD: European Association for the Study of Diabetes). (3)

Investigadores de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, realizaron un seguimiento a diabéticos con sobrepeso. Durante ocho semanas les hicieron seguir un régimen alimenticio concreto, muy restrictivo.

El resultado de estas ocho semanas de dieta ofrece a todos los diabéticos del mundo nuevas perspectivas frente a su enfermedad.

La concentración de glucosa en la sangre (glucemia), tanto en ayunas como después de comer, volvió poco a poco a un nivel normal. El páncreas, que en muchos casos había dejado de funcionar, recuperó su capacidad de producción de insulina.

En todos los participantes, todos los síntomas de la diabetes desaparecieron. Y lo más increíble es que ese cambio se produjo sin ningún medicamento químico; tan solo modificando la alimentación.

Pero eso no es todo: cuando los participantes empezaron a consumir alimentos en principio prohibidos a los diabéticos, se constató que una gran mayoría de ellos reaccionaba como si nunca hubieran estado enfermos.

Ya no tenían diabetes.

Y lo que es aún más extraordinario es que este fenómeno demostró ser duradero: tres meses después de haber vuelto a una dieta normal, el 64 % de los participantes seguían sin presentar ningún síntoma de la enfermedad.

Esto le da una idea del poder que pueden tener las soluciones naturales.

¿Y qué decir de las enfermedades cardiovasculares? Reducir el riesgo de infarto y de accidente cerebrovascular (ACV)

En la actualidad casi cinco millones de españoles (¡el 10% de la población!) toman medicamentos contra el colesterol. Sin embargo, se ha demostrado que esos medicamentos no disminuyen el riesgo de morir por accidente cardiaco.

Sé que esta afirmación le resultará chocante, pues lo que estoy diciendo es exactamente lo contrario de lo que se enseña en las facultades de Medicina, pero es lo que los investigadores más destacados en cardiología han demostrado. 

Uno de los especialistas más eminentes en este campo es el médico francés Michel de Lorgeril, cardiólogo e investigador del CNRS (el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia, la institución de investigación más importante en ese país, equivalente al CSIC en España). Es autor de varios libros cuyos títulos no dejan lugar a duda: "La estafa del colesterol", "Dígale a su médico que el colesterol es inocente, le curará sin medicamentos" o "Colesterol, mentiras y propaganda".

Ha publicado asimismo centenares de artículos en las principales revistas médicas internacionales, como The Lancet, The American Journal of Cardiology o Journal of Internal Medicine.

El doctor Michel de Lorgeril denuncia que a millones de personas con problemas cardiacos se les están administrando medicamentos que provocan efectos secundarios potencialmente graves, mientras que existen soluciones naturales que permiten una mayor reducción del riesgo; sin medicamentos, o en todo caso con un mínimo tratamiento. ¡Incluso para las personas que ya han sufrido un infarto y un ACV!

Pero mientras sus trabajos reciben reconocimiento fuera de Europa (por ejemplo en Estados Unidos) en muchos países europeos tienen dificultad para ser aceptados.

Teniendo en cuenta el poder de la industria farmacéutica, no es de extrañar.

Ésta realiza enormes esfuerzos para convencer a los médicos de que las medicinas alternativas están basadas en ilusiones (efecto placebo, etc.), y que sólo los medicamentos químicos tienen un efecto demostrado científicamente.

Las medicinas naturales son medicinas punteras

En realidad, las medicinas naturales son también objeto de investigaciones científicas exhaustivas.

El conocimiento acerca de ellas ha progresado mucho. Existen revistas científicas sobre medicina natural que tienen el mismo nivel de exigencia y rigor que las revistas que se ocupan de la medicina convencional.

En Tener S@lud apostamos por la salud natural. Nuestro boletín gratuito ya está ayudando a un número muy elevado de personas. Desde su lanzamiento hace poco más de un año, cuenta con más de 80.000 lectores y se ha convertido en uno de los medios más respetados y valorados sobre salud natural en España y otros países de habla hispana.

Pero no nos queremos quedar ahí. Muchos lectores nos piden que vayamos más lejos. Quieren informes completos sobre las enfermedades, con una lista de todos los tratamientos naturales eficaces, los productos, sus dosis y dónde encontrarlos.

Y precisamente para proporcionar esta información a las personas que la necesitan hemos decidido publicarLos dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar, la versión en español de la publicación francesa del mismo nombre ("Les Dossiers de Santé & Nutrition"), de la que ya se benefician más de 50.000 personas todos los meses, encontrando soluciones para ellos mismos y sus familiares. 

Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar son un servicio de información único en el mercado sobre los nuevos descubrimientos de la medicina natural, validados por la investigación científica y expuestos de forma sencilla y amena, incluso para aquellas personas que no tengan conocimientos médicos o científicos. Yo, Juan-M Dupuis, dirijo este proyecto.

Se trata de un boletín digital que se envía una vez al mes al correo electrónico personal. Cada mes se aborda una enfermedad de forma exclusiva, de forma que los lectores reciben una información completa sobre los tratamientos naturales que de verdad están funcionando con esa enfermedad.

Y no trata solamente sobre resfriados, quemaduras leves y otras afecciones de poca importancia. No. También trata sobre enfermedades graves e incapacitantes, entre ellas la artrosis, la diabetes, la esclerosis múltiple, las enfermedades cardiovasculares e incluso el cáncer.

Thierry Souccar está al frente de la redacción de Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar. Souccar, a quien he citado varias veces en Tener S@lud, es uno de los expertos en nutrición y biología del envejecimiento más conocidos mundialmente. Estudió bioquímica nutricional en la Universidad de California en los años 90, ha escrito 15 libros, entre ellos numerosos best-sellers, y ha impartido formación a centenares de médicos sobre las nuevas posibilidades de la medicina natural.

Ayude a su cuerpo a curarse con alimentos sanos y nutrientes esenciales

En Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar aprenderá cómo ayudar a su organismo a curarse proporcionándole alimentos sanos y nutrientes con fines específicos. Esta ciencia se denomina nutriterapia, y muchos investigadores la consideran la medicina que va a revolucionar el tercer milenio.

Para comprender todo el interés que suscita actualmente la nutriterapia es necesario saber que, desde 1950, la dieta de las poblaciones occidentales se ha empobrecido drásticamente.

Las verduras y las frutas frescas que consume hoy en día la población de los países industrializados ya no tienen la misma riqueza nutricional que en otro tiempo.

Y esto no debe sorprendernos: los suelos, antaño ricos en minerales, se han agotado a causa de los métodos modernos de agricultura intensiva.

Todos los datos de los que se disponen revelan un deterioro paulatino de la calidad de la dieta ingerida en toda Europa, especialmente relevante en el caso de los niños. Y España no está al margen de esa tendencia. (4)

Numerosos casos de diabeteshipertensión o depresión, entre otras enfermedades, se ven así agravados por la falta de nutrientes y por el consumo de alimentos nefastos para la salud. Pero desgraciadamente, con frecuencia por falta de formación, los médicos actuales intentan "curar" estas enfermedades mediante medicamentos químicos que agotan aún más las reservas del organismo.

Sin efectos secundarios indeseables

Por ejemplo, la aspirina es eficaz contra muchos dolores... pero estropea la pared del estómago. Puede provocar graves hemorragias, a veces incluso úlceras en el sistema digestivo.

La cortisona reduce las inflamaciones, pero estimula las infecciones. A la larga, provoca osteoporosis, diabetes, desarreglos hormonales, hinchazón en el rostro y problemas de piel.

Los antibióticos matan determinados gérmenes... pero devastan la flora intestinal. Debilitan el sistema inmunitario y pueden ser tóxicos para el hígado y los riñones. Favorecen el desarrollo de levaduras que pueden infectar la boca (candidiasis bucal) y las micosis del aparato genital.

La medicina natural, por el contrario, produce beneficios en el conjunto de su cuerpo.

Por ejemplo, cuando toma vitamina D para reforzar sus huesos, está reduciendo al mismo tiempo el riesgo de cáncer. Los omega 3, que reducen el riesgo cardiovascular, mejoran también el ánimo (efecto antidepresivo) y reducen la degeneración macular.

Pero atención: estas sustancias, incluso si son naturales, deben utilizarse siempre con precaución. En todos los casos, y en particular si está usted siguiendo un tratamiento farmacológico, debe pedir consejo a su médico antes de emprender un tratamiento con productos naturales, ya que la mayoría de éstos contienen principios activos.

Los productos naturales no tienen efectos indeseables, pero el riesgo de interacción y de ingerir una dosis excesiva siempre está presente.

Por ello, Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar le proporcionan las pautas precisas para utilizar con un fin específico las vitaminas, los minerales, los oligoelementos y los aminoácidos:

  • Resfriado: tome vitamina E y zinc.
  • Dolores de cabeza y migrañas: el magnesio y la vitamina B2 pueden tener un efecto notable.
  • Hipertensión: aumente sus aportes de potasio y disminuya los de cloruro de sodio.
  • Alopecia: la vitamina D, la glutamina y la cistina podrían ayudarle.
  • Declive congnitivo: evite el declive ligado a la edad con dos sustancias naturales, la acetil-L-carnitina y la colina.
Y si está tomando medicamentos contra el colesterol (estatinas), piense en tomar la coenzima Q10 para aumentar la energía celular, reforzar los tejidos musculares (en particular el corazón) y luchar contra la pérdida de memoria (efecto secundario frecuente de las estatinas).

Son sólo unos pocos ejemplos. En cada número de Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar conocerá los nuevos descubrimientos de la nutriterapia acerca de las enfermedades más variadas: desde las enfermedades cardiovasculares al cáncer, pasando por los problemas de próstata, menopausia, los dolores de cabeza, los acúfenos, el insomnio, el Parkinson, el Alzheimer, los problemas gástricos, los problemas de piel... Se tratan todos los aspectos de la salud.

Pero atención: no vaya a creer que apostar por la salud natural consiste en imponerle dietas exigentes, con alimentos sin sabor y difíciles de tragar. Muy al contrario. Por ejemplo, antes de pensar en tomar algún suplemento alimenticio natural para mejorar la calidad de su dieta le haría un gran favor a su cuerpo simplemente ingiriendo... más grasas "buenas". 

¡NO suprima las grasas de su alimentación!

Desde hace 40 años, los poderes públicos intentan convencer a la población de que las grasas alimentarias son el enemigo público número 1.

Esta postura oficial no está confirmada por las investigaciones científicas más recientes. Al contrario, éstas indican que usted debe, sin ningún género de duda, aumentar su consumo de grasas "buenas".

Los pescados grasos, las nueces, los canónigos, la calabaza y la verdolaga contienen grasas que reducen la mortalidad cardiovascular. Si usted tiene carencia de estas grasas, su riesgo de sufrir depresión y otras enfermedades es mayor. Varios aceites incluso consiguen que baje su índice de colesterol.

Además, en el marco de un régimen de adelgazamiento, consumir grasas es indispensable para darle sensación de saciedad, que es necesaria para perder peso. Si tiene hambre, el cuerpo se pone en "modo hambre", ralentizando su metabolismo para economizar calorías, lo que hace que usted conserve sus kilos de más.

A primera vista, pensará que estas recomendaciones son desconcertantes, es cierto. Sin embargo, al leer Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar se dará cuenta de que lo que llevamos leyendo y oyendo desde hace cuarenta años sobre las grasas es totalmente contrario a la verdad científica.

Y como muestra, un ejemplo: la población estadounidense lleva disminuyendo su consumo de grasa progresivamente desde 1975. Y sin embargo eso no ha impedido una explosión de problemas de obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer...

Actualmente, la investigación más puntera sobre las grasas ha demostrado su efecto beneficioso e indispensable para numerosos procesos biológicos. En Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestaraprenderá a elegir los aceites y a adaptar su modo de cocinar para que las grasas que consuma le hagan ganar años de vida, con un cuerpo y un cerebro en plena forma.

Pero Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar contienen mucha más información beneficiosa para su salud.

Cuídese... disfrutando

En Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar encontrará formas deliciosas de preparar los alimentos que ralentizan el envejecimiento.

La investigación moderna en nutrición ha demostrado que numerosos alimentos le hacen envejecer y causan varios tipos de reacciones gravemente perjudiciales para sus células y sus órganos (en particular las arterias y el cerebro):

  • La oxidación: acarrea la muerte celular y daños en el ADN (fuente de algunos tipos de cáncer) y está causada por el consumo de alimentos que son fáciles de evitar.
  • La glicación: proteínas y azúcares -fructosa y glucosa- se combinan para formar cuerpos duros que hacen que sus órganos se vuelvan rígidos. Los daños son irreversibles. La glicación se produce especialmente cuando usted come lo "churruscado" de las carnes asadas, y en particular de las barbacoas.
  • La inflamación: cuando es crónica, mata las células cerebrales, ralentiza la circulación y puede provocar el desprendimiento de placas de ateroma, que obstruyen los vasos más pequeños (riesgo de infarto y ataques).
Todas estas reacciones se producen por ingerir alimentos inadecuados. 

La buena noticia es que, a la inversa, otros alimentos tienen el efecto contrario: protegen las células, mantienen las paredes jóvenes y flexibles, cuidan los órganos, hacen que la piel se fortalezca y pueden contribuir a restaurar funciones físicas, neurológicas e incluso psicológicas afectadas desde hace años.

En Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar podrá descubrir:

  • el postre de frambuesas que protege contra las enfermedades cardiacas.
  • cómo cocinar el cordero para que sólo las grasas buenas pasen a su sistema sanguíneo.
  • el marinado a la lima que reconstituye sus reservas de omega 3.
  • las alcachofas rellenas que destruyen las células cancerosas.
¡Y muchas otras recetas que le sentarán bien!

Los remedios ocultos en su despensa

Los consejos de Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar pueden ser a veces tan simples como recomendarle que coma plátanos, manzanas o aguacates:

Los plátanos contra el infarto: los plátanos son una fuente excelente de vitamina B6 y vitamina C, de fibras alimenticias y de manganeso. Pero también contienen mucho potasio, un elemento que escasea en la alimentación de las poblaciones occidentales desde hace 30 años. El potasio es necesario para conservar una presión arterial normal y un buen funcionamiento del corazón. Comer un plátano (no demasiado maduro) al día puede ayudar, por lo tanto, a prevenir la hipertensión arterial, las arritmias y a proteger contra el infarto.

La manzana contra la osteoporosis: la manzana contiene procianidina B-2, que desempeña un papel clave para retrasar los signos de envejecimiento, prevenir la aparición de arrugas y estimular el crecimiento del cabello. Investigadores franceses han descubierto que un flavonoide denominado floridzina, que se encuentra únicamente en las manzanas, puede proteger a las mujeres posmenopáusicas de la osteoporosis y aumentar la densidad ósea. Numerosos estudios han puesto de manifiesto igualmente que comer manzanas puede ayudar a prevenir numerosos tipos de cáncer, asma, diabetes e hipertensión arterial, entre otras enfermedades. 

Los aguacates y el cáncer: a los aguacates se les reconocen desde hace tiempo sus propiedades anticolesterol y su capacidad de mantener la salud cardiovascular. Pero se ha descubierto algo nuevo: según los últimos resultados de investigaciones del Dr. Steven M. D'Ambrosio y sus asociados en la Ohio State University, en Estados Unidos, parece ser que los compuestos fitoquímicos extraídos del aguacate Haas (variedad de piel rugosa y oscura) son capaces de destruir las células cancerosas, así como de impedir que las células precancerosas deriven en cáncer.

Éste es otro ejemplo de información vital que solo obtendrá leyendo Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar

También le ayudaremos a descubrir plantas exóticas que puede añadir a sus platos y que harán maravillas por su salud:

Dos cucharadas soperas de granos de salba, llamada también chía, contienen más fibra que una dosis del laxante químico Metamucil y aportan 3,05 mg de omega-3, lo que equivale a más de cinco cápsulas de aceite de linaza o a diez cápsulas de aceite de pescado. Con su alto contenido en ácido clorogénico y cafeico, este "superalimento" recientemente descubierto facilita igualmente el metabolismo de la glucosa y el control del peso, entre otras innumerables ventajas para la salud.

Otros estudios han demostrado que la ashitaba (una verdura de hojas verdes de Extremo Oriente) puede contribuir a mejorar la salud, restableciendo la normalidad en el sistema inmunológico debilitado por las infecciones bacterianas y víricas, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, los dolores musculares y la diabetes tipo 1 y tipo 2. Favorece igualmente la depuración de la sangre, del hígado y de los riñones.

Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar no censuran ninguna investigación médica

Una vez más, son tan solo ejemplos expuestos muy brevemente, ya que no dispongo aquí del espacio necesario para extenderme sobre cada tema. No obstante, si se suscribe hoy mismo, puede recibir cada mes un ejemplar completo de Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar lleno de información esencial para su salud.

Pero ¡atención!, Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar no están hechos para todo el mundo. Suscribirse supone también, en cierta forma, un acto de resistencia contra los dogmas de lo "médicamente correcto". Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar es una publicación libre e independiente cuyo único fin es la objetividad científica y la mejora de su salud. 

En ella encontrará artículos rigurosos sobre todas las ramas de la investigación actual "alternativa", como por ejemplo los trabajos del Instituto Linus Pauling sobre las administraciones intravenosas de vitamina C contra las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

En definitiva, hablamos abiertamente de las investigaciones que llevan a cabo actualmente de forma discreta médicos quizá demasiado avanzados para su época. Y sabemos que esto puede contrariar a algunos.

No obstante, consideramos igualmente importante proteger a nuestros lectores contra los falsos rumores:

Protéjase contra los medios de comunicación sometidos a la tiranía del medidor de audiencias

En efecto, no pasa un día sin que los medios de comunicación anuncien algún peligro supuestamente mortal en nuestros platos o en los estantes de nuestros cuartos de baño.

Cuando un buen día se entere de que un producto utilizado desde hace años sin ningún inconveniente notable, de pronto se cataloga como un veneno peligroso que hay que prohibir inmediatamente, es indispensable tener una posición crítica.

Muy a menudo, detrás de los grandes titulares de los periódicos se ocultan agencias de comunicación y de relaciones públicas, financiadas por grupos de presión (lobbies) para destruir a sus competidores. Puede tratarse también de laboratorios que buscan vender vacunas, o simplemente del modo en que los medios de comunicación intentan conseguir más audiencia.

Sin embargo, nosotros le damos una información objetiva en temas como, por ejemplo, la eficacia real de las vacunas antigripales, los peligros del aspartamo o del bisfenol-A.

En Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar le garantizamos que tendrá los resultados más recientes de la investigación científica, validados por los médicos más destacados de todo el mundo, acerca de los nuevos tratamientos naturales.

Buscamos por usted en más de ciento cincuenta publicaciones especializadas los resultados más prometedores de las investigaciones de especialistas de todo el mundo. Abonarse a una sola de estas revistas científicas le costaría centenares de euros (sin contar el tiempo perdido para desmenuzar los artículos: el 95 % del contenido de las publicaciones científicas está desprovisto de cualquier información novedosa). Pero nuestro equipo se dedica a extraer las "pepitas de oro" que van surgiendo en estas revistas y se lo contamos de forma clara y concisa.

Fácil y de lectura amena

Si usted no tiene ninguna noción de medicina ni de bioquímica, razón de más para suscribirse a Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar. A pesar de su rigor científico, nuestra publicación está pensada especialmente para quienes no tienen formación médica.

Cada vez que se habla de un remedio, le indicamos exactamente dónde encontrarlo, cómo tomarlo, en qué cantidades, con qué intervalos, durante cuánto tiempo y qué resultados cabe esperar, sin recurrir nunca a términos complicados.

Debo decir una vez más que los resultados no están garantizados; los seres humanos no somos máquinas, por lo que cualquier persona que diga tener la solución definitiva debe considerarse no fiable.

No obstante, no hay razón para privarle a priori de una información que podría ser decisiva para usted, ya que la naturaleza rebosa de tesoros insospechados y constantemente nos proporciona nuevos descubrimientos.

Por otra parte, suscribirse a Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar es un modo de sostener la difusión del e-letter gratuito Tener S@lud, que usted está recibiendo en su buzón de correo electrónico. Si aprecia nuestro trabajo y desea ayudarnos a continuar, suscríbase hoy mismo a Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar para disponer de la información completa sobre las diferentes enfermedades. 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
No suelo subir información que tenga detrás un beneficio económico para quien la envía. Sin embargo, tampoco podía privarlos de lo que acá se presenta. De manera que para todo aquel que precise contactarse con quien envió esto, escríbame y le daré sus datos.
Delia

No hay comentarios:

Publicar un comentario