The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 17 de diciembre de 2011

El arte de regalar

Diciembre pone a prueba nuestro ingenio y originalidad. Es tiempo de homenajear, de decir te quiero, te considero importante en mi vida, y de manifestarlo con regalos. Pero lo que podría ser puro placer, a veces se vuelve un peso.  ¿Cómo elegir en forma apropiada? ¿Cómo sorprender? ¿Se puede hacer un regalo único e inolvidable sin comprometer demasiado el bolsillo?
Hay objetos de deseo de fácil aceptación. ¿Quién se resiste a una buena hamaca de colgar, de esas ideales para tomarse una siesta o hundirse en las páginas de un libro? ¿Y a un voucher para una sesión de spa o para un viaje en globo aerostático? Dudo que para alguien no sea especial  un diario íntimo, de papel reciclado y exquisito diseño, acompañado de una buena lapicera. O una tetera antigua con la que empañarse la nariz en invierno…
Pero como sobre gustos no hay nada escrito. Si ninguna de esas ideas te parece acorde para la ocasión, aquí van cinco tips que te ayudarán a la hora de salir de compras esta Navidad:
- Siempre ponerse en el lugar de la persona que recibirá el regalo, no regalar de acuerdo a nuestro gusto. Pensar qué libro/música  le podría gustar recibir; qué tipo de ropa prefiere; qué objeto puede contribuir a un hobby personal.
- Darle importancia al envoltorio. Personalizar los paquetes: papel artesanal, tarjetas, flores naturales en vez de moños…Desechar las bolsitas que entregan los comercios, guardando aparte los tickets para eventuales cambios.
- Tener en cuenta el nivel de confianza que tenemos con la persona a la que le haremos el regalo.  No es lo mismo elegir un obsequio para tu jefe que para tu suegra, tu mejor amiga, o el amor de tu vida.
- Ser equitativo con los regalos que recibirán las personas que estarán juntas al momento de abrirlos. No es cuestión de hacer demasiado obvias las diferencias entre unos y otros, y herir susceptibilidades.
Si querés hacerle un regalo especial a tu pareja o a tus hijos, seguramente encontrarás la forma de entregarlos en privado (o al regresar a casa o una vez que se fueron todos, fingiendo que Papá Noel se lo olvidó debajo de la cama o en un rincón del jardín).
-  Siempre privilegiar a los más pequeños de la casa. No solo en lo que a inversión en regalos se refiere, sino también durante  el proceso de recepción y apertura de los regalos (ayudarlos con las baterías de los juguetes, con el armado de los rompecabezas…). ¡Que esa noche sea una verdadera fiesta para ellos depende de los adultos…!
¿Qué regalo te gustaría recibir esta Navidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario