The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 20 de julio de 2013

¡En el Día de la Amistad, los deseo muchas felicidades y les regalo esta nota!

Ballenas jorobadas, amigas del alma

Ballena jorobada
Cada año, las hembras jorobadas buscan a su compañera.
Las ballenas jorobadas crean lazos de amistad perdurables, según descubrió un equipo internacional de investigadores.
Cada verano, las ballenas jorobadas hembra -que forman parte del grupo de las ballenas barbudas- se reúnen para alimentarse y nadar una al lado de la otra en el Golfo De St. Lawrence, en Canadá.
Es sabido que las ballenas dentadas (Odontocetos), como los cachalotes, se asocian entre sí. Pero se creía que las ballenas barbudas eran mucho menos sociables.
Una de las conclusiones que podría desprenderse de este descubrimiento es que la caza comercial de ballenas pudo haber destruido los grupos sociales de estos cetáceos.

Reunión de amigos

Los detalles del hallazgo fueron publicados recientemente en la revista "Ecología y Sociobiología de la Conducta".
Christian Ramp y sus colegas del grupo del Mingan Island Cetacean Study basado en St. Lambert, Canadá, están estudiando a las ballenas desde 1997.
Junto a investigadores de Alemania y Suecia, los científicos grabaron los movimientos de las ballenas barbudas (entre ellas los de la ballena enana, la azul y la jorobada) y añadieron esta información a una serie de datos recogidos durante 30 años.
Yo esperaba asociaciones estables por una temporada, pero no más allá de eso. Me sorprendió particularmente el hecho de que sólo las hembras creen estos lazos, especialmente las hembras de edades parecidas
Christian Ramp, investigador
Las ballenas barbudas, que son las más grandes de todas, tiene en su boca una suerte de barba que utilizan para filtrar sus pequeñas presas -por lo general krill y plancton- del agua.
Mediante una técnica de identificación fotográfica, los investigadores pueden detectar qué individuos regresan cada año.
Durante el estudio, notaron que las mismas ballenas se reunían todos los años.
Luego de pasar todo el año separadas -migrando y reproduciéndose- cada ejemplar logra, cada verano, encontrar a su par en mar abierto, para pasar juntas la temporada.
La amistad más duradera que registraron los investigadores se prolongó por seis años, y siempre se dio entre hembras de una edad similar, nunca entre machos y hembras.
"Me sorprendió mucho la duración", le dijo Ramp a la BBC.
"Yo esperaba asociaciones estables por una temporada, pero no más allá de eso. Me sorprendió particularmente el hecho de que sólo las hembras creen estos lazos, especialmente las hembras de edades parecidas", añadió.

Enigma

Ballena jorobada
Formar vínculos requiere adaptarse a la conducta del otro.
El descubrimiento plantea varias incógnitas.
"Entra las ballenas dentadas, las asesinas establecen fuertes vínculos entre familias enteras. Los cachalotes lo hacen entre hembras e individuos más jóvenes. Básicamente, permanecen juntos todo la vida".
Pero "hasta donde sabíamos, las ballenas barbudas eran menos sociables que las dentadas", dice Ramp.
Hay evidencia de que las ballenas jorobadas en Alaska forman grupos estables para alimentarse de arenque y se cree también que las ballenas francas hembra son más gregarias que los machos.
Sin embargo, hasta ahora, no se habían registrado relaciones entre ballenas barbudas que se restablecieran de un año al otro.
Formar estos vínculos beneficia a las hembras jorobadas: las que tuvieron las relaciones más estables y duraderas tuvieron más descendencia.
Ramp y sus colegas sospechan que estas relaciones mejoran su eficiencia a la hora de alimentarse.
"Permanecer juntas por un período prolongado de tiempo requiere un esfuerzo constante. Esto significa que se alimentan pero también que descansan juntas. Eso quiere decir que un individuo adapta su conducta a la del otro".
Lo que aún sigue siendo un misterio es cómo cada ballena encuentra a su amiga.
Ramp sospecha que usan el sonido para encontrarse y reconocerse.

Impacto de la caza

Quizá estas características sociales están reapareciendo debido al aumento de su población o son completamente diferentes a las anteriores, debido los cambios en el entorno
Christian Ramp, investigador
Mientras tanto, los estudios sobre la ballena azul y la ballena de aleta indican que estas especies no forman relaciones de amistad semejantes.
Pero el descubrimiento de que las jorobadas lo hacen puede tener implicaciones importantes.
Ramp cree que la asociación de estas ballenas las hizo más vulnerables en el pasado a la caza comercial.
El investigador no cuenta actualmente con evidencia que avale esta teoría, pero si fuese cierta, significaría también que la caza de ballenas podría haber eliminado los grupos sociales de las ballenas y su interés por formar amistades con otras ballenas.
"Quizá estas características sociales están reapareciendo debido al aumento de su población o son completamente diferentes a las anteriores, debido los cambios en el entorno", concluyó el científico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario