The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 6 de enero de 2013


"Es hora de abandonar al panda a su suerte"

La amenaza a la biodiversidad es de tal magnitud que ha llegado la hora de considerar una opción difícil y polémica: concentrar recursos en las especies con mayor probabilidad de ser rescatadas y no intervenir para salvar al resto.
Panda
Para algunos científicos, salvar al panda requiere demasiados recursos que deberían dedicarse a otras especies.
Ésa es la opinión de la mayoría de los cerca de 600 científicos encuestados por el Dr. Murray Rudd, del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de York en Inglaterra.

La encuesta, cuyos resultados fueron publicados este mes en la revista
 Conservation Biology, reveló prácticamente unanimidad en la aceptación de que una gran pérdida de especies es inevitable.Rudd planteó una serie de preguntas por mail a 583 investigadores que publicaron estudios en 19 revistas científicas internacionales.
El 99% de los expertos consultados respondió que una "pérdida grave de biodiversidad" es probable, muy probable o virtualmente cierta.
En cuanto a la idea controvertida de concentrar recursos en algunas especies, 60% de los encuestados cree que es hora de establecer criterios para decidir qué especies deben tener prioridad.
Y entre las especies que deben ser abandonadas a su suerte a la hora de repartir escasos recursos se encontrarían el panda y el tigre.
¿Debe desistirse de salvar a algunas especies para salvar otras? Dos expertos dieron su opinión a la BBC.

A FAVOR. Paul Goldstein, guía de fauna silvestre

No podría en este momento decir con exactitud qué especies deben perderse para salvar otras. Pero si la única esperanza de supervivencia para un animal como el panda es nacer en un zoológico o ser criado en centros especiales, puedo entender por qué puede argumentarse a favor de dejar esta especie librada a su suerte.
Es sumamente costoso preservar estos animales y es muy poco probable que puedan sobrevivir en su hábitat natural.
Enamorarse de ciertas especies más atractivas no ayudará a salvarlas. Mucha gente no estaría a favor de salvar focas bebés si no se vieran tan adorables. Seguramente no habría tantas protestas por su caza si fueran horribles.
Si la gente quiere salvar a todas las especies en el planeta, mi pregunta para ellos es simplemente, ¿cómo?
Para que eso fuera posible, habría que atacar con vigor la raíz de los problemas que crean la amenaza.
Los tigres, por ejemplo, pueden ser salvados, al igual que los rinocerontes, pero para ello hay que abordar de frente los riesgos que enfrentan. La caza furtiva de rinocerontes ha llegado a niveles nunca vistos en muchos años.
Tomar medidas a nivel local, donde viven estas especies, es un comienzo, pero si continúa la demanda por cuernos de rinoceronte, por ejemplo, el problema continúa.
No bastan los llamados emotivos. Debemos ser pragmáticos y esto puede no ser muy sexy, pero es la única respuesta efectiva.
¿Es justo que especies que probablemente no se salvarán a largo plazo reciban la mayor parte de los recursos? Yo diría que no.

EN CONTRA. Diane Walkington, Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza, WWF

El desafío que enfrentamos para conservar nuestro hábitat natural es gigantesco y los recursos son finitos. Es fácil por ello entender la frustración sentida a veces por los científicos ante el ritmo creciente y alarmante de pérdida de biodiversidad.
Tigre
Las poblaciones de tigres han sufrido un declive de 50% en dos décadas, debido a la deforestación y la pérdida de hábitats.
En los últimos 40 años, 1.700 especies han sufrido un declive de un tercio en sus poblaciones. Pero no significa que debemos tirar la toalla. Como dijo el naturalista y pintor Peter Scott, fundador de WWF, "tal vez no podamos salvar todo, pero sí mucho más de lo que se habrá perdido si nunca lo intentamos".
Proteger las especies en mayor peligro de extinción y salvaguardar hábitats naturales es un dura lucha.
Recientemente confirmamos la extinción del rinoceronte de Java en Vietnam. Esta subespecie de rinoceronte sólo subsiste en una pequeña población de cerca de 50 individuos en Indonesia.
Pero en mi opinión, este golpe nos debe llevar a redoblar esfuerzos para preservar el último refugio de esta especie prehistórica, que está al borde de la extinción puramente como resultado de la acción humana.
Hemos trabajado durante medio siglo para salvar al tigre y es verdad que sus poblaciones están en niveles peligrosamente bajos, pero creemos firmemente que tiene futuro.
Luego de la última cumbre sobre tigres en Rusia el año pasado, el número de ejemplares en India ha aumentado.
Por otra parte, la cuestión de priorizar especies no es tan clara como parece.
¿Quiéndecidirá qué especies deben ser salvadas y cuáles abandonadas? ¿Y qué criterios serán usados para realizar esa selección?
Por otra parte, para conservar a pandas y tigres se debe preservar sus ambientes naturales y eso signifca que se estaría protegiendo a todas las otras especies que viven en esos hábitats.
A través de los años hemos visto cómo la fauna, el medio ambiente y la actividad humana están íntimamente interconectados. Para mí no hay dudas de que cada uno de esos factores debe estar incluido en cualquier esfuerzo para salvaguardar la naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario