The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 20 de abril de 2011

Matanza de focas en Canadá y Noruega
La caza de focas es una actividad consistente en la obtención de recursos a partir de focas, principalmente cachorros de focas arpa (el 95% aproximadamente). Se da en Canadá , donde se estima que en total cada año se matan 500.000 ejemplares. El método más habitual para matarlas es...


La caza de focas es una actividad consistente en la obtención de recursos a partir de focas, principalmente cachorros de focas arpa (el 95% aproximadamente).
Se da en Canadá , donde se estima que en total cada año se matan 500.000 ejemplares.
El método más habitual para matarlas es aplastarles el cráneo con un pico de hierro o con palos con un garfio en una extremidad, si bien en ocasiones se emplean rifles. En ocasiones también son despellejadas vivas.


Matanza de focas en Canadá y Noruega


Las imágenes de cazadores golpeando hasta la muerte a cachorros y adultos de foca y despellejándolos sobre el hielo han vuelto a las televisiones de todo el mundo. Cazadores canadienses y noruegos iniciaron la matanza de 300.000 de esto mamíferos marinos, tras obtener la autorización de sus respectivos gobiernos. Los planes de exterminio de los dos países contemplan la muerte de 1.250.000 focas en los próximos cuatro años, acusadas de ser las responsables del agotamiento de los bancos de peces. Según los responsables pesqueros de Noruega y Canadá, la "voracidad" de las focas está acabando con las poblaciones de bacalao y otras especies comerciales. Para los científicos y los conservacionistas, esta acusación es totalmente injustificada y esconde un problema mucho más grave: el agotamiento de los recursos pesqueros por la pesca excesiva, la mala gestión y la contaminación marina. Diversos estudios científicos has demostrado que las focas solo consumen al día el pescado equivalente a entre un 1 y un 3 por ciento de su masa corporal, mientras que la creencia generalizada hasta ahora era que el porcentaje alcanzaba hasta un 27 por ciento. Las razones aducidas por Noruega y Canadá, "son una cortina de humo que trata de ocultar los graves problemas de paro que existen en lugares como Terranova debido al agotamiento de las pesquerías". En todo el Atlántico Norte ha habido una gestión nefasta de la pesca y ahora se echa la culpa a las focas, las ballenas, los delfines e, incluso, a las aves marinas. Las focas han sido cazadas a gran escala por los europeos desde el siglo XVI (entre 1818 y 1862 se mataron 18 millones de focas en la costa atlántica de Canadá). Los científicos calculan que las poblaciones actuales de focas del Ártico suponen solo un 10 por ciento de lo que fue la población original.Mientras tanto las empresas asesinas que se dedican a comerciar con seres vivos siguen campando a su anchas sin que los gobiernos sean capaces de frenar la voracidad empresarial expoliando el planeta cada día un poco más y asesinando a millones de animales para beneficio propio y dejar una herencia a las futuras generaciones de muerte y desolación por todo esto decimos que los gobiernos de Canadá y Noruega son gobiernos asesinos que permiten masacres de seres inocentes y los consideramos culpables y cómplices de los canallas que se dedican a traficar con seres vivos.Además los gobiernos de estos dos países son unos mentirosos por falsear la verdad de las matanzas de focas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario