The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 30 de junio de 2013

Contra la matanza organizada de perros y gatos

POR MARTHA GUTIÉRREZ / PARA CLARÍN BUENA VIDA

La irracionalidad está a la vista en el interior y en Capital, donde empresas privadas contratadas por los gobiernos eliminan a los animales callejeros, matando incluso a otros con dueño. 
El salvajismo del veneno o la asfixia debe reemplazarse por un plan de esterilización y registro de dueños.
Después de haber hecho lo insuficiente, lo incorrecto y lo inútil durante 200 años para prevenir el crecimiento de las poblaciones de perros abandonados y sueltos en nuestro país, autoridades provinciales siguen aplicando  letales, retrógradas, y anquilosados planes para  solucionar este problema, mediante la matanza de perros. 
Es algo así como si quisieran borrar a los animales de compañía de la faz de nuestra tierra.
Si bien esto viene de muy lejos, últimamente varias provincias y ciudades de cada una de ellas, se han dado a esta práctica decidida de violencia desenfrenada e inaudita.
Esta etapa comenzó hace unos meses en Dean Funes y Tanti, en Córdoba.  ADDA tuvo avisos también desde Los Antiguos,  Santa Cruz, y de localidades vecinas de la misma provincia. Tuvimos aviso de personas que estaban encargadas de llevar adelante el mismo plan en Luján, cuando esperaban a la Sra. Presidenta por el Tedeum del 25 de Mayo, en la Basílica de la Virgen.
Sin embargo este tema había empezado a recorrer los medios en la provincia de Córdoba hace unos dos meses, cuando comenzaron a verse perros muertos en las calles y veredas de la Capital de la provincia y hasta dentro de los jardines de las casas.
Este asesinato en masa tomó estado nacional al conocerse la cifra de cadáveres  que no paraba de crecer. Cada día, se encontraban decenas de perros muertos, también felinos domésticos que habían ingerido cebos envenenados, esparcidos en la vía pública en forma de albóndigas, demostrando una falta de responsabilidad civil increíble.
Dicen que en Córdoba hay un plan secreto para eliminar miles de perros de las calles. Y que todo estaría  listo para que  se aplicara también a nivel nacional.
Los encargados de la barbarie actúan de madrugada tirando veneno, cuando todos duermen, y ya mataron a unos 600 perros en Deán Funes, Tanti y Córdoba Capital. Quieren asesinar a todos los perros, como si fueran una plaga.
El médico Medardo Ávila Vázquez, ex subsecretario de Salud de la Ciudad de Córdoba y coordinador de la Red Universitaria de Ambiente y Salud, denunció que la matanza de perros es parte de una política sanitaria del Ministerio de Salud de la Provincia, cuyo objetivo es detener el ingreso de la leishmaniasis, una enfermedad que trasmite un mosquito.
"La matanza de perros es una decisión política de este Gobierno, que será ejecutada por empresas privadas”, dijo el ex funcionario.
Ya hay seis personas denunciadas en Córdoba. Pero no crean que esto sólo sucede en las provincias. En Capital, según nos escriben desde la zona de nuestro puerto, durante la noche,  personas organizadas  matan perros tirándolos vivos al río.
Algunos mueren, otros más fuertes aparecen, pero  lastimados en el lomo y las patas traseras. Según se comenta por lo bajo, esto provendría de empresas privadas de control de plagas. 
Parecería que a no pocas personas, cuando acceden a cargos de gobierno, algo les cambia en el cerebro. Se vuelven indiferentes ante el padecimiento y la desaparición de seres maravillosos como son las especies domésticas, compañeros del ser humano desde el principio de la humanidad.  
Parecieran suscribir a una fobia hacia los animales de compañía, como si no hubieran sido ellos mismos quienes se negaron  a escuchar las positivas soluciones de los proteccionistas coherentes, que sin pausa y a tiempo,  fuimos diciéndoles lo que había que hacer para evitar las sobrepoblación de perros y felinos domésticos abandonados y sueltos.
En lugar de matar a estos seres indefensos, saben bien que deben disponer de los fondos necesarios para evitar que se reproduzcan,  haciendo como en Estados Unidos y otros países de Europa, donde se esteriliza a los perros y gatos desde cachorritos, lo cual ha demostrado mediante seguimientos de 10 años,  producir animales adultos sanos y que viven más que aquellos castrados a edades convencionales.
Si fuera por ADDA, la esterilización sería obligatoria,  o al menos que quienes no quieran operar a sus animales de compañía estén obligados a pagar impuestos muy altos.
Y desde ya, que exista un Registro para los perros con sus adoptantes, para que, entre otras ventajas, podamos identificar a quienes abandonan un animal o lo condenan al padecimiento. 
Una proteccionista escribía días pasados que cuando las autoridades dicen que harán algo bueno para controlar el crecimiento de las poblaciones de perros abandonados y sueltos y le colocan el gran título de Tenencia Responsable, nos da temor,  porque, hasta ahora, ese “sello” no significa que no recojan animales y los sacrifiquen.
Un buen plan para disminuir las poblaciones de perros sin responsable humano, incluiría una educación zoófila integral, dar charlas en las plazas, repartir folletos y aún pasar casa por casa para hablar de los planes de vacunación y de “ la bolsita y la palita”,  pero de ningún modo eso es suficiente.
Es absolutamente necesario multiplicar por una cifra alta las castraciones gratuitas y subsidiadas a partir de los cachorritos, patentar a los animales y registrarlos junto a sus responsables humanos y dejar de considerarlos como seres que cuando abundan deben morir.
Sentimos el mismo dolor de aquellos animales que mientras sus responsables dormían, agonizaban largamente, pero también nos conmueven aquellas personas que descubrieron por la mañana  a sus animales muertos.
Una de ellas nos escribía:
“Soy un buen vecino  que crió desde los 10 días a este perrito  de 3 años que acaban de asesinar, él era mi mejor amigo y como un hijo para mí. El estaba en las mejores condiciones,  con una libreta sanitaria con todas sus vacunas y controles al día.  Pido que entre todos  hagamos pagar a quienes  se encargan de envenenar a los animales, poniendo, además, en peligro a las personas, especialmente a  los chicos. Quiero hacerle saber  que en el día de mañana le  enviaré copia de la denuncia  judicial que labró la comisaría local y las fotos de mi perro post morten en la veterinaria”.  Jorge Escande, Los Antiguos, Santa Cruz.
Que las autoridades nacionales y provinciales  no piensen que van a seguir haciendo oídos sordos a las denuncias de quienes  les otorgamos  el poder para lograr un país mejor, no para asesinar animales.
Vamos a ir subiendo el tenor de nuestras denuncias contra quienes destruyan a nuestros hermanos de reino e iremos publicando sus nombres  internacionalmente. Ellos no sólo tendrán que enfrentar a quienes defendemos a los animales, sino también a sus propios hijos.
Martha Gutiérrez es periodista y presidenta de ADDA, Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal, www.adda.org.ar
Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario