The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 18 de marzo de 2012

Sin letrina no hay esposa

Mujer india frente a servicio sanitario
El amor no sólo entra por la cocina... también por el cuarto de baño.
Una visita a la letrina nunca había parecido tan romántica. En una nueva campaña contra la insalubridad, mujeres indias están exigiendo viviendas con ese servicio sanitario como condición para contraer matrimonio.
La campaña "Sin letrina no hay esposa" se ha convertido en el más reciente instrumento de presión de muchas madres en el estado de Haryana, en el norte de la India, cuando negocian el matrimonio de sus hijas con los potenciales pretendientes.
De ese modo, las posibles suegras intentan evitar que sus hijas se vean obligadas a desplazarse a prados, matorrales, ríos u otra suerte de accidente geográfico para llevar a cabo sus abluciones y aliviar las necesidades más perentorias.
En consecuencia, muchas familias se han decidido a construir cuartos de baño, que en la mayoría de casos se trata de simples letrinas, ante el temor de que los varones se vean condenados a la soltería

Salubridad total

El periodista de la BBC Keith Adams dice que la campaña está en consonancia con el proyecto del estado de lograr la "salubridad total" en las áreas rurales, donde padecimientos como la malaria o la fiebre tifoidea, o incluso diarreas, son rampantes y pueden acarrear consecuencias fatales.
Según cifras oficiales, más de 700 millones de personas en la India están privadas de acceso a excusados con sistemas adecuados de eliminación de desperdicios.
Mujer india en un río
Muchas suegras se niegan a que sus hijas tenga que ir al río.
La organización humanitaria WaterAid -que ha emprendido un programa de construcción de letrinas- dice que sólo el 15% de la población rural en el país tiene acceso a un servicio sanitario.
Muchos hombres utilizan el campo, el bosque o cualquier espacio abierto para orinar o defecar.
Pero la peor parte la llevan las mujeres. Deben salir antes de que amanezca o en la noche -cuando hay relativamente más privacidad- lo cual aumenta la vulnerabilidad frente a ataques sexuales.

2 comentarios:

  1. Es increíble, en pleno siglo 21 todavía existan estos atrasos, pobres mujeres; que bueno tienes el blog amiga mía, vendré mas seguido a visitarte.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Gracias querida, te recibo con todo mi cariño.

    ResponderEliminar