The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 22 de marzo de 2012

ACEPTEN UN REGALO HERMOSO:

EL GRAN DICCIONARIO DE LAS DOLENCIAS 

Y ENFERMEDADES - JACQUES MARTEL



Prefacio 

Acepto ¯© mi curación. 
         Tomar consciencia de quien soy y de la transformación que se está produciendo en mí resulta siempre excitante cuando lo que descubro con relación a mí y frente a los demás es positivo y hermoso. ¿Qué sucede cuando los descubrimientos que resultan de un andar personal, el que sea, me llevan a ver aspectos ocultos de mi persona y cuando implican que me vuelva consciente de las dolencias y enfermedades que me sucedieron o que probablemente hubiesen tenido lugar en el interior de mi cuerpo?

         Pues bien, es lo que sucedió a lo largo de estos dos últimos años cuando comprendí que las enfermedades se habían sutilmente instalado a causa de emociones mal administradas y que, aprendiendo a volver a armonizar este torbellino de emociones de toda clase que me habitaban, podía tener el poder de curación sobre cualquier dolencia o cualquier enfermedad que había dejado instalarse como rey y dueño en mi Templo de Carne.

         Naturalmente, la responsabilidad que acepté ¯© volver a asumir frente a mi salud, fue un largo proceso de introspección y de un nuevo planteamiento de mis valores y, sobre todo, me concedió la certeza de que tengo el poder de curarme. Para ello, tuve el privilegio, desde ahora hace nueve años (1988), de conocer y estar al lado de Jacques y poder adquirir conocimientos durante los múltiples talleres y conferencias que dio. Gracias a su facilidad por hacer simple y accesible un tema que para muchos puede parecer muy complejo, por su amor incondicional y su deseo de ayudar a que la gente alcance un mejor bienestar tanto a nivel físico como a nivel emocional y espiritual, fue y sigue siendo un pilar, un guía que sabe ayudarme a ahuyentar mi culpabilidad y sustituirla por un asumir de mi vida, para que me sienta cada vez más libre, bien en mi piel, dueño de mi vida. Jacques me ayudó a aceptar ¯© la enfermedad, la que sea, como una experiencia positiva porque es para mí ocasión de pararme, interrogarme sobre lo que está sucediendo en mi vida. Para mucha gente como yo, la enfermedad me dio la ocasión de pedir ayuda, cosa que frecuentemente quiero evitar. Debo recordar que caer, es humano; pero levantarse, es divino y que para empezar un proceso de curación, es esencial abrirse a los demás, abrirse a sí – mismo y en primer lugar, abrirse al Amor, porque cualquier dolencia o cualquier enfermedad puede curar si estoy LISTA para aceptar ¯© dejar caer mis viseras y echar una mirada nueva y positiva sobre cualquier situación que pueda vivir, por más difícil que pueda parecer, porque sé que, cuando haya comprendido en mi corazón la llegada de dicha experiencia en mi vida, ésta podrá seguir su camino y recobraré una salud perfecta.
         Éste es el objetivo de este libro que considero un instrumento de transformación excepcional. Es una ventana abierta sobre este mundo aún muy desconocido de las emociones. Es un instrumento que me da la posibilidad de que me abra a la semilla que permitió que este microbio, este virus, este tumor o cualquier otra afección física germine en mi cuerpo y brote a la luz del día.  Dándome ocasión de amarme y aceptarme ¯© a través de todas estas emociones mal vividas o no vividas, daré un paso hacía más armonía, más paz, más amor.

         Aprendiendo a descifrar este nuevo diccionario de las emociones, ahora voy a poder invertir en mi capital salud, siendo ahora capaz de prevenir y evitar muchas dolencias que me acechaban.

         En el curso de estos últimos años en que estuve colaborando con Jacques al nacimiento de este libro, me sorprendió la cantidad de tiempo (miles de horas) que fue necesario invertir, sin contar toda la energía y apertura imprescindibles para canalizar todas estas informaciones que estaban mal administradas y que, frecuentemente, tocaban o bien un período de mi vida personal o bien una situación vivida por una persona que conocía.

          Todos fuimos enfermos como mínimo una vez en nuestra vida y el hecho de “desmenuzar” la causa de un mal que nos afecta o afecta a una persona cercana nos invita a desapegarnos (en el sentido de ver una enfermedad de un modo positivo y despojarnos de la influencia negativa que dejamos que tenga sobre nosotros) y volverme un testigo de todos estos males y ya no más una víctima.

         Esto es lo que deseo a todos, mediante este instrumento. Que cada uno de nosotros se vuelva cada vez más autónomo, más capaz de  reconocer de donde proceden las dolencias y enfermedades que le afectan o podrían afectarle. Este reconocimiento servirá de prevención y aportará los cambios necesarios en nuestra vida para recobrar la salud. Se trata de un complemento extraordinario que se añade a la multitud de técnicas que ya existen, tanto al nivel de la medicina tradicional como nueva, y que se revela esencial  no sólo para una curación a nivel físico, sino también al nivel del corazón (del amor) ¯©, ahí donde se opera la auténtica curación…
 ¡A su salud!
 Lucie Bernier.
Psicoterapeuta, Coordinadora de los trabajos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario