The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 17 de junio de 2014

Siete años después, un perro sigue junto a la tumba 

de su dueño

Una historia conmovedora
Capitán es el perro más famoso de Carlos Paz. Se lo quisieron llevar varias veces del cementerio, pero él siempre vuelve. 
Fiel. Desde hace 7 años, Capitán va todos los días a la tumba de su dueño
Esta es una historia que asombra y conmueve. Su protagonista es Capitán, un perro mestizo de unos nueve años, con algo de ovejero alemán y otro tanto "de mezcla". En 2005 llegó a la casa de Damián Guzmán, en Carlos Paz, Córdoba, como un regalo de su padre Miguel. Al año siguiente, Miguel murió y el perro también dejó la casa. La familia creía que se había perdido o que lo había adoptado otra familia. Pero un día, cuando los familiares fueron al cementerio de esa ciudad -ubicado a unas 20 cuadras de la casa- lo encontraron allí, junto a la tumba de Miguel. Pasaron siete años, y desde entonces suele volver a su casa, pero sólo de visita, porque todos los días está junto a su amo.
Desde entonces dio la vuelta al mundo: fue tomada por medios de diversos países, y hasta hubo intenciones de hacer una película. Documentalistas franceses llegaron el año pasado a Carlos Paz para contar su vida en el programa "30 Millons d´Amis" (30 millones de amigos), que se emite desde hace años en Francia. Hoy, el diario La Voz del Interior reveló que en los últimos dos años nada cambió: Capitán sigue vigilando cada día el lugar donde descansa Miguel.
Pablo Castro, empleado del cementerio, cuenta que la gente trae comida para Capitán y lo atienden los veterinarios. Apunta que el año pasado fue operado de un mal en la vista del que no se recuperó totalmente. "Se lo ve viejito, pero está bien", dice. "En temporada, desde que se hizo famoso, viene mucha gente a conocer a Capitán, a visitarlo", asegura Pablo.
Cintia Daglio, miembro de la Institución Protectora de Animales Desamparados (Ipad), afirma que a partir del caso "la gente tomó más compromiso con los animales en la calle, en parte por la nota y el movimiento que surgió en las redes sociales". Y agrega: "En su momento la Municipalidad local se hizo cargo del perro y después dejó de hacerlo. Lo siguen manteniendo los vecinos y los empleados del lugar". Los trabajadores del cementerio siguen asombrados: "Lo han querido llevar varias veces, pero él siempre vuelve. No hay noche en que no la pase junto a su amo", cuentan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario