The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 10 de agosto de 2013

Murió en la nieve y su perro no lo abandonó hasta que lo encontraron

POR CARLOS GUAJARDO

Lo hallaron congelado en la estepa patagónica gracias a Talero.
Muy fiel . Talero intentó darle calor a su amo para salvarlo.


CHUBUT. CORRESPONSAL - 10/08/13
Al peón Bernardo Quiróz lo encontraron muerto en la nieve. Había desaparecido el 16 de julio cuando su coche sufrió un desperfecto en el sur de Chubut . Pero lo más conmovedor fue que al lado del cuerpo, cuidándolo, estaba su perro Talero. Habían salido juntos a buscar ayuda pero con una temperatura de 14 grados bajo cero y una tormenta de nieve. Es muy posible que Quiróz haya muerto congelado esa misma noche. Pero las pericias confirmaron que Talero hizo todo lo posible por salvarlo: estuvo en sus pies, en su torso y hasta en su cabeza intentando darle calor. Una prueba de fidelidad que emocionó a la fiscal de Sarmiento, Laura Castagno.
“Cuando llegamos vimos que el perrito no se movía de al lado del cuerpo del joven. Cuando saqué mis manos del bolsillo del tapado, vino y las comenzó a lamer. Después volvió lentamente hacia el muchacho.
Estaba muy flaquito y al parecer, demasiado triste ”.
Quiroz vivía en Alto Río Senguer, una localidad ubicada a 370 kilómetros al sudoeste de Comodoro Rivadavia, en Chubut. El 16 de julio salió en su coche Renault 19 hacia una estancia ubicada a 60 kilómetros de su domicilio. Iba a llevarle alimentos a su hermano. En medio del camino el auto sufrió un desperfecto. Al mismo tiempo, una tormenta de nieve comenzó a castigar la zona. El muchacho iba acompañado por su mujer Alejandra y sus dos pequeños hijos.
Cuando el auto se detuvo y pese a las inclemencias del tiempo, decidió salir a buscar ayuda.
Talero lo acompañó.
Un par de horas después, su mujer logró tener señal en su celular y pidió ayuda. Afortunadamente la rescataron. Pero nada se supo de su marido y del perrito hasta ayer.
El cuerpo del muchacho estaba debajo de un mata de calafate, un arbusto que crece en la zona. Lo encontró su cuñado mientras caminaba por el lugar y fue alertado por los ladridos de Talero, que lo reconoció. El cadáver estaba a 35 kilómetros del lugar donde había quedado el auto. Y muy lejos de la estancia del hermano del peón. Quiróz había desafiado los 14 grados bajo cero y la tormenta de nieve vestido con un pantalón de corderoy, una remera, camisa y pulóver. Llevaba puesto un par de botas. Para las autoridades, murió la misma noche que se perdió.
Su perrito logró sobrevivir y además, intentó salvarlo.
“Es un típico perro “ovejero” pero no por la raza sino porque son los que cuidan a las ovejas. Tiene un pelaje de color rojizo y la gente del lugar asegura que por su genética estos perros pueden sobrevivir varios días sin comer y hasta sin tomar agua”, contó la fiscal Castagno. “Nos dimos cuenta enseguida de que el perrito hizo todo lo posible por salvar al muchacho. Pero no pudo”.
La fiscal contó que es muy fácil perderse en la nieve y que probablemente Quiróz sufrió hipotermia muy pronto porque estaba desabrigado. Talero fue llevado a Sarmiento para que se recupere. Después se lo darán Alejandra, la compañera del hombre al que quiso salvar.
Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario