The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 27 de diciembre de 2012


El cura que justificó el abuso y crimen de mujeres dice que está “estresado”

Su texto de Navidad había levantado una ola de indignación y repudio. El sacerdote no pidió disculpas por sus palabras ofensivas. Sólo dijo que tomará vacaciones.
Piero Corsi, el polémico cura de San Terenzo.

27/12/12 -
El cura italiano Piero Corsi, quien había provocado un escándalo al colgar en la puerta de su iglesia un manifiesto que acusaba a las mujeres de haberse alejado de la virtud y de ser parte culpables de la violencia machista, sigue generando polémica al defender su postura y asegurar que está “estresado”.
El vocero del obispo de La Spezia, la provincia a la que pertenece la parroquia de Corsi, explicó que el cuestionado sacerdote "no colgará los hábitos”, como trascendió en varios medios italianos, “sino que se tomará algunos días de vacaciones después del estrés que ha sufrido".
Corsi, de la parroquia de San Terenzo, en la costa de Liguria, al noroeste de Italia, mostró en su texto un pensamiento retrogrado y misógino. "Las mujeres, que provocan con su ropa ceñida, que se alejan de la vida virtuosa y de la familia, provocan los instintos y deben realizar un examen de conciencia, preguntándose: ¿es posible que lo busquemos?", decía el manifiesto parroquial del día de Navidad.
El cura sostiene que no cree que todos los hombres hayan enloquecido de una "sola tacada", sino que el problema está en el hecho de que las mujeres "cada vez más, provocan, se vuelven arrogantes y se creen autosuficientes y acaban por exasperar las tensiones".
"Niños abandonados, casas sucias, comidas frías, compradas en tiendas de comidas rápidas, ropas mugrientas... Si una familia acaba en el desastre y se llega al delito, una forma de violencia que hay que condenar y castigar con firmeza, muchas veces la responsabilidad es compartida", escribió.
El sacerdote agregó: "¡Cuántas veces vemos a muchachas y señoras maduras caminar por la calle con vestidos provocadores y ceñidos!, ¡cuántas traiciones se consuman en los lugares de trabajo, en los gimnasios y los cines! Podrían evitarse, ya que desatan los peores instintos y después se llega a la violencia o al abuso sexual". Y concluye afirmando que si bien el abuso sexual es "cosa de canallas", hay que hacer “un examen de conciencia” y admitir que “tal vez nos lo hallamos buscado".
Estas palabras causaron una enorme indignación en la comunidad de San Terenzo y en gran parte de Italia, donde es sumamente alto el balance de mujeres asesinadas por violencia de género. De acuerdo a los últimos datos, en el 2012 hubo 118 casos.
Esta mañana circuló un texto en los medios donde Don Piero anunciaba que renunciaba al sacerdocio y que pedía disculpas. Pero no fue así. El mismo salió en los medios para desmentirlo.
“Lo que escribió la prensa esta mañana es totalmente inventado” dijo al Corriere Della Sera. En cuanto a su duro texto, Corsi no se arrepintió. Sostuvo, enojado, que “toda persona tiene derecho a expresar sus opiniones” y que fue leído “de una manera parcial”. Es más, aseguró que “incluso tuve muestras de solidaridad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario