The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 20 de septiembre de 2011

¡También somos lo que compramos!


Unilever (Dove, Flora, Tulipan…) permite la destrucción de la Selva en Indonesia 


Esta historia es real.
Pero he cambiado el nombre de la protagonista para preservar su intimidad.
Wayra es una adolescente indígena, de 17 años, de la raza awajun. Pertenece a una comunidad indígena de uno de los lugares que visité en la selva del amazonas. El lugar más peligroso de todos cuantos conocí y al que más me costó llegar.
A Wayra le ha conquistado un mestizo, es decir, un hombre descendiente de indígenas con mucha mezcla de sangre blanca de los colonizadores, mayor que ella, desvinculado de la vida de las comunidades indígenas y con mucho interés en pertenecer a nuestra sociedad de consumo y a nuestro estilo de vida de comprar para tener, para aparentar ser alguien importante en el estrato social.
Al actual marido de Wayra lo único que le motivó para casarse fue su dote, es decir, el trozo de tierra que le pertenecería una vez casado con ella. ¿Y para qué? Muy sencillo. Para tener algo que alquilar a las grandes multinacionales y poder así sacar tajada. Wayra le importa poco. Una vez conseguido su objetivo él la relega a las tareas domésticas, la pega y la utiliza sexualmente cuando le interesa.
¿Y quién paga grandes sumas de dinero por las Tierras en la selva del Amazonas o de otros lugares del mundo? Pues las petroleras, las mineras de oro, las madereras. Por hay más, empresas que apriori no aparecen en primera línea de la deforestación pero que indirectamente la potencian.
Por ejemplo, Unilever, el fabricante de los productos de belleza Dove, Rexona, Axe, Timotei y también de Knorr, Persil, Frigo, Calvé, o de la mayoría de las margarinas como Flora o Tulipan, utiliza en algunos de sus artículos un ingrediente, el aceite de palma, que le suministran proveedores que están destruyendo las selvas tropicales de Indonesia. Más info aquí.
Este no es un artículo para pedir el boicot a estos productos sino para concienciar a los lectores de lo que hay en la base de elaboración de productos de gran consumo de grandes empresas como la que menciono hoy aquí o como las que ya hemos mencionado en otras ocasiones. Cuanto más sepamos y más conscientes seamos más libres a la hora de elegir lo que deseamos consumir.
¡También somos lo que compramos!
En El Blog Alternativo: Crónica de mi viaje a Perú (6 capítulos)

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Somos lo que compramos.

    ¿Por qué dices que fue un lugar de difícil acceso y el más peligroso que haz visitado?

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Ignoro el porqué dice Itzi eso. Estuve en la selva amazónica, límite entre Perú y Ecuador conviviendo con los indígenas - no en lugares para turistas - y si bien existen algunos peligros (por poco no cuento el cuento un día), no sé qué experiencias le habrán tocado. Acá estoy, sana y salva y eso que pasé toda una temporada con ellos. Quien relata eso no soy yo.

    ResponderEliminar