The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 30 de agosto de 2014

La bicicleta chilena antirrobo que nació de un mal recuerdo


Bicicleta "inrobable" del Proyecto YERKA
Hubo un año, cuando Andrés Roi Eggers era pequeño, en que le robaron dos bicicletas. Eso a pesar de haber utilizado en ambas ocasiones lo que supuestamente era un candado seguro. El ladrón se las llevó intactas, pero dejó atrás tal recuerdo que años después alimentó un concepto genial: el de "la primera bicicleta inrobable".
Junto a Cristóbal Cabello y Juan José Monsalve, chilenos, amigos y compañeros de Ingeniería Civil Industrial, Eggers ideó una bicicleta que también es candado.
"Somos 3 alumnos de Ingeniería, que siendo víctimas del robo de nuestras bicicletas, decidimos desarrollar una tecnología que lo impidiera"
Proyecto YERKA

"La única manera de robarla es romperla, dejándola inutilizable, desincentivando el robo de ésta", explican en la página web de su proyecto.
Los tres estudiantes, de la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile, llevan dos años trabajando en lo que inicialmente empezó como un trabajo de curso.
"Se planteó resolver un problema de la sociedad y nosotros decidimos resolver el problema de la bicicleta y la seguridad. Haciendo una lluvia de ideas surgió la idea de hacer una bicicleta-candado", le contó Cristóbal Cabello a BBC Mundo.
Ahora, con su proyecto YERKA, que ganó el primer premio del concurso “Emprendimientos Universitarios Innovadores”, ya planean la producción de las primeras 1000 unidades para finales de año.

Un tormento para los ciclistas urbanos

Eggers perdió sus bicicletas en Santiago de Chile pero el robo de estos velocípedos es un probema común que atormenta a ciclistas urbanos de todo el mundo.
"Los ladrones creen que el robo de bicicletas es un crimen de bajo riesgo y alto rendimiento", dice la página de la policía de la Ciudad de Londres, donde se roban anualmente alrededor de 21.000 bicicletas. 
"Estamos haciendo colaboraciones con empresas para asegurar las ruedas por medio de tornillos especiales que se llaman "tuercas de seguridad""
Cristóbal Cabello
En años recientes ha habido numerosas innovaciones tecnológicas para luchar contra este problema. La mayoría son sistemas de rastreo y localización de las bicicletas robadas por GPS, mediante sensores y conexión a un teléfono inteligente.
Pero el enfoque de los tres estudiantes chilenos es único.
"Sabemos lo tedioso que es llevar el candado a todas partes", dicen en su página web. "Asegurarla no toma más de 20 segundos".
El mayor desafío ahora probablemente será hacer que la bicicleta tenga un precio asequible.
"Comprar una bicicleta nueva en lugar de lograr asegurar la que ya tienes es obviamente más costoso", le dijo a BBC Mundo Andreas, del blog London Cyclist.
"Pero es una manera innovadora de atajar el problema", valoró.

Desafíos de producción

Bicileta "inrobable" del proyecto YERKA
El modelo más básico probablemente cueste unos US$400.
La bicicleta candado está todavía en fase de proyecto.
Según le contó a BBC Mundo Cristóbal Cabello, ya han recibido interés desde distintas partes del mundo pero todavia no tienen stock para responder.
Los ingenieros planean producir las primeras 1000 unidades en Chile y después tratarán de establecer relaciones de producción "seguramente con China o Taiwán".
Cabello adelantó que el modelo más básico probablemente cueste unos US$400.
"Nosotros pretendemos que la bicicleta vaya de los US$400 a los US$1000, dependiendo del tipo de componentes que trae, de si viene con cambios, con frenos, etc", dijo.
En cuanto a los materiales, por el momento están trabajando con acero y aluminio.
"El modelo actual que tenemos está en los 13kg. Esperamos poder hacer modelos más livianos y tal vez haya algunos de menor costo que sean más pesados también", comentó.

Ajustes de diseño

Los ingenieros también están trabajando para resolver otros desafíos de diseño, como las ruedas, que en el prototipo actual sí son robables. 
"Estamos haciendo colaboraciones con empresas para asegurar las ruedas por medio de tornillos especiales que se llaman "tuercas de seguridad", que se pueden abrir sólo con una llave".
"Pero el foco siempre ha estado en proteger la esencia de la bicicleta, que es el marco", apuntó.
Asimismo el equipo de ingenieros está trabajando en un sistema para ajustar la altura del sillín, para que cada vez que se saque pueda volver a la misma altura.
Siga en Twitter la sección de tecnología de BBC Mundo@un_mundo_feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario