The Daily Puppy

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 19 de enero de 2017

El chef Jamie Oliver gana su demanda contra Mcdonald's
Oliver descubrió que la comida que servían en esta importante cadena de alimentos tenía sustancias tóxicas para la salud.
El chef Jamie Oliver
  El chef 'Jamie Oliver'  Flickr  


"Estamos hablando de carnes que hubieran sido vendidas como alimento para perros y después se les sirve a seres humanos"

LAURA PINO 13/01/2014 1º PERIODISMO
El chef Jamie Oliver ha ganado la batalla a una de las cadenas de comida rápida más importantes de todo el mundo: Mcdonald’s.
Tras examinar como elaboraban los alimentos, el chef se dio cuenta de que la comida que nos vendían era muy perjudicial para la salud.
“Las partes grasosas de la carne se ‘lavan’ con hidróxido de amoníaco y luego se usan en la confección de la ‘torta’ de carne para rellenar la hamburguesa. Antes de este proceso, ya esa carne no era apta para consumo humano”.
Oliver, quien ha tenido el valor para demandar a esta gran industria de alimentación, afirma que “estamos hablando de carnes que hubieran sido vendidas como alimento para perros y después de este proceso se les sirve a seres humanos. Aparte de la calidad de la carne, el hidróxido de amonio es dañino para la salud”. Como último añade: “El proceso de la Porquería Rosa”.
El chef  también demostró cómo se elaboraban los famosos nuggets de pollo: “después de seleccionar las ‘mejores partes’, el resto de ellas (grasa, pellejos, cartílagos, vísceras, huesos, cabeza, patas) son sometidas a un licuado y después esa pasta rosada es desodorada, decolorada, desodorizada y repintada. Todo esto es rehervido en aceites generalmente parcialmente hidrogenados, por lo que es comida verdaderamente tóxica.
Otras cadenas de comida rápida como Burguer King y Taco Bell, ya abandonaron el uso del amonio en sus productos, mientras que Oliver demostró que Mcdonald’s lo seguía usando aunque no fuera apto para el consumo humano.
Lo más sorprendente para el chef, fue descubrir que Mcdonald’s contaba con la aprobación de las autoridades de salud en todo el mundo, por lo que los consumidores nunca se podrían enterar de que sustancias químicas usaban en nuestra comida.
MIRADA 21

No hay comentarios:

Publicar un comentario